Cor-ticos

noticortos11 de abril ¿Cuáles eran las opciones de la Sra. Presidente? Un editorial de La Fragua (ver AQUÍ) sugería que la crisis que se ha generado por la concesión de la carretera a San Carlos, se originaba como tantas otras crisis, en la ingobernabilidad, la cual se produce por la acción o inacción de varios gobiernos en décadas recientes, aunque la población principalmente le cobra a la Presidente Laura Chinchilla Miranda (LCM) ¿Qué opciones tenía LCM, frente a la anunciada manifestación de las ciudades de occidente, seguro reforzada por oportunismo de los grupos “anti”? Por supuesto, lo más importante era proteger la seguridad de niños de escuela y colegio que participarían en el desfile. Frente a ello, parece que la opción más apropiada habría sido cancelar su participación, como ahora lo demuestra el hecho de que su presencia fue perdedora para todos.

La carretera a San Ramón y más. La comunicación ha sido la principal víctima del lío que se ha armado en torno a la concesión de la carretera a San Ramón. El diálogo que debió haberse mantenido antes de que el contrato fuera refrendado por la Contraloría General de la República (que ha recibido su cuota de crítica) e incluir a las comunidades directamente afectadas. La decisión de dar un plazo de 6 meses parece también inapropiada, porque estaremos más cerca de las elecciones y la politización será obvia ¿Cuál es el espacio de negociación cuando OAS tiene un contrato aprobado y seguro resistirá cualquier cambio o concesión de fondo? Hay dos lecciones del pasado reciente que, según parece, no han percibidas por el Gobierno. La primera es que el país debe dejar de construir carreteras de dos carriles, porque la velocidad es impuesta por el vehículo más lento y los carriles de ascenso generalmente son tomados por camiones que traten de pasar entre sí. Dos carriles es perpetuar el congestionamiento vial, como lo sabemos quienes viajamos por la ruta 27 o la carretera a San Carlos. La segunda es que los líos de cierta magnitud, como el actual, tienen una especie de dinámica propia que puede fácilmente desembocar en entornos tipo “combo del ICE” y el “TLC”. Seguro que ciertos grupos de interés estarán pensando cómo cabalgar sobre las manifestaciones contra la concesión para crear una sensación de crisis nacional de amplias ramificaciones.

Ministro Castro fuera de las negociaciones. Mientras se escriben estas líneas, la Casa Presidencial anuncia que el Ministro del MOPT ha quedado relevado, según su propia pedido, de toda participación en las negociaciones que ahora se abren sin condición alguna (Todo es negociable).

¿Oportunismo aleja a liberacionistas del Gobierno? La hipótesis la plantea Jorge Guardia en su columna, en relación con la concesión de la carretera a San Ramón, revelando un desconocimiento de la política interna. En efecto, la Presidente Laura Chinchilla se distanció, primero, de los líderes tradiciona­­­les que impulsaron su candidatura y, luego, abi­­­ertamente del PLN y en especial de la figura de su Presidente, cuyas diferencias se profundizaron con el plan fiscal. La gestión Chinchilla Miranda se ha desarrollado con amplia independencia del partido que la eligió y del pensamiento dominante entre muchos de sus miembros. Esto es patente en los numerosos foros del PLN que, se sabe, son monitoreados por grupos opositores.

La Trocha se renueva. Hemos insistido que la Trocha es un proyecto necesario en el plano político, económico y social. Ya tiene otra cara, producto de los trabajos que lleva a cabo la empresa Meco bajo contrato de CONAVI, en dos segmentos, uno de Tiricias al Río Infiernillo y otro de Tiricias al Mojón limítrofe 1. Las obras incluyen: construcción de cunetas; canales para recoger aguas de partes altas; alcantarillas de concreto y rellenos para recuperar pasos que quedaron inhabilitados; mallas para evitar derrumbes; reforestación con la siembra de 17 mil árboles; siembra de vegetación en taludes, etc. La Trocha puede cambiar en forma sustancial nuestro país, con la incorporación de una zona, pobre y olvidada, al desarrollo nacional. Es posible, además, que llegue a convertirse en el  legado más visible e importante de la Administración Chinchilla Miranda  (ver AQUÍ).