Vaticano pide expandir evaluación de transparencia

VaticanoCiudad del Vaticano (AP).- El Vaticano busca demostrar que ha tenido grandes mejoras en el combate al lavado de dinero y al financiamiento del terrorismo, conforme se acerca una evaluación de seguimiento a sus esfuerzos de transparencia financiera para fines de año.

El comité Moneyval del Consejo de Europa dijo el miércoles que acordó dar al Vaticano hasta diciembre para evaluar su cumplimiento y que, al mismo tiempo, aceptó la petición de la Santa Sede para expandir la cobertura de la evaluación más allá de un conjunto de seis criterios básicos.

El Vaticano dijo que el objetivo era “proveer un análisis más completo de las medidas tomadas en el transcurso del último año”.

El Vaticano se sometió al proceso de evaluación de Moneyval hace más de tres años luego de que en 2009 firmó la Convención Monetaria de la UE. Desde entonces, ha escrito y reescrito una ley que penaliza el lavado de dinero, ha creado una agencia de supervisión financiera y ratificado tres tratados de la ONU contra la delincuencia, entre otras medidas.

Cada una de esas medidas fue exigida por el Grupo de Acción Financiera (GAFI), el organismo con sede en París que ayuda a los países a desarrollar leyes contra el lavado de dinero y contra el financiamiento del terrorismo.

El Vaticano aprobó en julio la primera evaluación de Moneyval sobre su cumplimiento con las recomendaciones del GAFI, pero recibió bajas calificaciones para su agencia de supervisión financiera y su banco, en particular sobre su capacidad para asegurarse de que sus clientes y transacciones sean lícitos.

De acuerdo con los procedimientos de Moneyval, el Vaticano debe enviar un reporte de progreso un año después de la evaluación inicial, que sería julio de 2013. La fecha límite se mantiene, pero el reporte no se discutirá en los siguientes cinco meses, durante los cuales el Vaticano puede continuar con sus esfuerzos para cumplir las recomendaciones.

Además, la evaluación de seguimiento usualmente sólo se ocupa de seis recomendaciones “centrales” de las 49 normas generales del GAFI.

De esas seis, el Vaticano había recibido bajas calificaciones por “cumplimiento parcial” en la mitad, incluidas las referentes a la diligencia debida de los clientes de su banco y a reportar transacciones sospechosas. Moneyval había dicho que lograr el cumplimiento de las recomendaciones exigiría otra revisión a la ley contra el lavado de dinero, revisión que todavía no se hace.

El Vaticano pidió esta semana a Moneyval que en lugar de enfocarse sólo en las seis recomendaciones centrales, considere también otras nueve recomendaciones “clave” en su evaluación de seguimiento. Muchas de ellas conciernen a las actividades de la agencia de supervisión financiera del Vaticano, que fue creada con muchas fanfarrias en 2010 para tratar de responder a la demanda internacional de mayor transparencia fiscal.