ONU aprueba Tratado sobre Comercio de Armas

Con el voto favorable de 154 países, la Asamblea General de la ONU aprobó este martes el Tratado sobre Comercio de Armas. Foto archivo.

Con el voto favorable de 154 países, la Asamblea General de la ONU aprobó este martes el Tratado sobre Comercio de Armas. Foto archivo.

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha aprobado este martes por abrumadora mayoría el primer tratado mundial sobre el comercio de armas, con 154 votos a favor, 3 en contra (Irán, Corea del Norte y Siria) y 23 abstenciones, entre ellas la de Rusia.

Este tratado busca regular el comercio de varias categorías de armas, desde las pequeñas, hasta los tanques, barcos de guerra, aviones de combate, cohetes y lanza misiles.

La presentación del tema ante el máximo órgano de la ONU fue solicitada por un grupo de países luego del fracaso el pasado jueves de la llamada Conferencia Final sobre el TCA, la cual no consiguió el consenso necesario para aprobar el documento.

Ese requisito quedó frustrado por la oposición abierta de las delegaciones de Irán, República Popular Democrática de Corea y Siria, países que expusieron una serie de objeciones al texto, cuyas negociaciones comenzaron en 2006.

La iniciativa de acudir a la Asamblea General para conseguir la salvación del TCA fue propuesta por Kenya con el respaldo de 64 delegaciones, entre ellas la de Costa Rica y otras de América Latina.

La presidenta de la República, Laura Chinchilla Miranda expresó su satisfacción porque una abrumadora mayoría de miembros de la ONU haya dado su aprobación a la propuesta liderada por Costa Rica.

“Es un gran triunfo de nuestra política exterior y confirma el liderazgo de Costa Rica ante Naciones Unidas”, dijo la Mandataria al felicitar, además, al embajador Eduardo Ulibarri y al canciller, Enrique Castillo, por llevar adelante la propuesta.

Liderazgo costarricense

Durante más de siete años de esfuerzo diplomático, Costa Rica ha impulsado con gran liderazgo, la necesidad de un instrumento global que regule el comercio internacional de armas convencionales y establezca criterios vinculantes para denegar una transferencia.

“Costa Rica ha protagonizado una de las luchas fundamentales a favor del desarme. Una vez más, hemos puesto nuestro valor supremo por la paz y nuestra potencia moral de país desarmado, para abogar por un mundo sin armas”, dijo Chinchilla.

Eduardo Ulibarri destacó que es un triunfo a la fuerza moral de Costa Rica.

“Es un triunfo que puso de manifiesto de nuevo nuestra política exterior que trasciende a los gobiernos que ejercen su responsabilidad en un momento dado, que está anclada a los Derechos Humanos, en defensa del sistema multilateral e impulso del Derecho internacional humanitario, la paz y la seguridad internacionales.”, destacó el Embajador.

Agregó: “Es un triunfo a la fuerza moral de Costa Rica, que a pesar de ser pequeño y de limitados recursos, obtiene un logro que tendrá una gran incidencia a nivel mundial”.

El Tratado abarca una amplia gama de armas convencionales, incluidas municiones, partes y componentes. Además, establece una serie de requerimientos que deben cumplirse para que una exportación de armas sea legítima. Entre ellos se incluyen consideraciones de derechos humanos y derecho internacional humanitario, algo en lo que Costa Rica insistió desde inicios de proceso.

Costa Rica presentó, en calidad nacional, cinco propuestas puntuales, que obtuvieron el apoyo de una gran mayoría de los Estados. Esas propuestas se relacionaron con temas como la trasparencia en los informes sobre transferencias de armas convencionales; los criterios humanitarios y de derechos humanos vinculantes para denegar una transferencia; el impacto de las transferencias de armas en la corrupción y en el desarrollo socio económico del Estado importador, y la importancia de contar con una Secretaría fuerte para la aplicación del Tratado.