El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio es el nuevo Papa: Francisco I

Ciudad del Vaticano (AFP/EFE).- El argentino Jorge Bergoglio, de 76 años, elegido este miércoles para suceder al papa Benedicto XVI, es un jesuita austero, de tendencia moderada, que lleva una vida discreta y cultiva el bajo perfil.

El Papa Francisco I. Foto AFP

El Papa Francisco I. Foto AFP

Su designación para ocupar el sillón de San Pedro es la primera de un americano para dirigir la Iglesia Católica que jamás estuvo a cargo de un representante de la Compañía de Jesús.

Arzobispo de Buenos Aires y primado de Argentina, este hombre tímido y de pocas palabras, goza de un gran prestigio entre sus seguidores que aprecian su total disponibilidad y su forma de vida, alejada de toda ostentación.

Bergoglio nació el 17 de diciembre de 1936 en el seno de una familia modesta de la capital argentina, hijo de un trabajador ferroviario de origen piamontés y una ama de casa.

Los cardenales han ido a buscar al Papa al fin del mundo

El papa Francisco, el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, dijo hoy en sus primeras palabras a los fieles que “parece que los cardenales han ido a buscar al nuevo pontífice al fin del mundo”, en referencia a su país de origen, Argentina.

“Comenzamos este camino de la Iglesia de Roma, obispo y pueblo, juntos, en hermandad, amor y confianza recíproca. Recemos unos por otros, por todo el mundo, para que haya una gran hermandad. Este camino debe dar frutos para la nueva evangelización”, dijo Francisco, en su primera aparición ante los fieles tras ser elegido pontífice.

El nuevo papa se presentó ante las decenas de miles de fieles que llenaban la plaza de San Pedro del Vaticano vestido con la sotana blanca, pero sin esclavina roja.

“Hermanos y hermanas, buenas tardes. Sabéis que el deber de un cónclave es dar un obispo a Roma y parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo al fin del mundo, pero ya estamos aquí”, fueron las primeras palabras que pronunció, en medio de los aplausos de los presentes y ondear de banderas argentinas.

Después, pidió a los fieles que pidan a Dios que le bendiga y tuvo palabras de recuerdo para Benedicto XVI, quien, según fuentes oficiales vaticanas, ha seguido la “fumata blanca”, el anuncio y la presentación del nuevo papa por televisión.

Francisco impartió su primera bendición Urbi et Orbi, a la ciudad de Roma y a todo el mundo.

La misa de inicio de pontificado del papa Francisco será el 19 de marzo, festividad de San José, patrón de la Iglesia, informó el portavoz vaticano, Federico Lombardi.