Presidencia y Colegio de Periodistas logran consenso para reformar Ley de Delitos Informáticos

San José.- Tras varios días de conversaciones entre los Ministros de Presidencia y Comunicación con directivos del Colegio de Periodistas de Costa Rica, se llegó a un texto de consenso que permitirá presentar a la Asamblea Legislativa las modificaciones pertinentes para reformar la Ley de Delitos Informáticos y Conexos.
El texto logra un adecuado balance entre el respeto a la libertad de prensa y la protección del derecho a la intimidad de las personas, punto de consenso entre gobierno y prensa.
El término “informaciones políticas secretas” sería eliminado de los artículos 293 y 295 y en su lugar se hará referencia a “secretos de Estado debidamente decretados”.
El texto acordado también reconoce el interés público de las informaciones y establece que sólo se reprimirán las publicaciones cuando exista daño a la intimidad o privacidad de una persona y no haya un interés público de por medio.
Para Carlos Ricardo Benavides, ministro de la Presidencia, “el Poder Ejecutivo ha reiterado que el término que estaba establecido en los artículos mencionados del Código Penal, aunque por 50 años no había generado ninguna condena en contra de alguna persona, podía crear dudas a la hora de su aplicación”.
En la misma línea, José Rodolfo Ibarra, presidente del Colegio de Periodistas de Costa Rica, fue enfático en señalar que la reforma es de urgencia, y que desde la publicación de la Ley de Delitos Informáticos, se ha insistido en reuniones con los directores de los medios de comunicación y diversos grupos de la sociedad civil, para tomar acciones que garanticen el mayor acceso para recopilar, procesar y divulgar la información de interés público y la garantía que tiene la sociedad de estar debida y correctamente informada.
Ibarra aseguró que “este esfuerzo realizado en conjunto demuestra lo que hemos sostenido desde un principio: que hay que darle una oportunidad a la democracia para que trabaje, para que todos los aparatos del Estado funcionen en bien del interés público y nunca en favor de unos pocos. Labor que no solo ha sido del Colegio sino de muchos periodistas y organizaciones afines”.
El Ministro de Comunicación Francisco Chacón señaló que “este Gobierno se ha caracterizado por defender y respetar la libertad de prensa y la libertad de expresión, y aunque nunca han estado en riesgo, era mejor cambiar la ley para evitar suspicacias y posibles malas interpretaciones”.
El proyecto también reduce las penas de cárcel aplicables, dando la posibilidad de su ejecución condicionada.
Tanto el Gobierno como el Colegio de Periodistas hacen una respetuosa instancia a las y los diputados de todas las fracciones para que acojan el texto acordado.