Costa Rica y México fortalecen relaciones

San José.- Costa Rica y México acordaron revitalizar sus lazos diplomáticos y estrechar sus relaciones en diversos campos de interés para el beneficio de los habitantes de ambas naciones.

Esta tarde la presidenta de la República, Laura Chinchilla Miranda y el presidente de México, Enrique Peña Nieto convinieron impulsar mecanismos que  profundicen más aún los lazos y trabajo conjunto entre ambos gobiernos, esto en el marco de la visita oficial del mandatario mexicano a Costa Rica.

Desde el punto de vista comercial ambos mandatarios expresaron su deseo de que la Asamblea Legislativa de Costa Rica ratifique en breve el Tratado de Libre Comercio entre México y Centroamérica, esto con el objetivo de promover mayores flujos de comercio e inversión y establecer reglas claras y uniformes para México y la región.

En el caso particular de Costa Rica coincidieron en que del Tratado de Libre Comercio entre ambos países ha permitido que el intercambio comercial haya crecido significativamente. Destacaron que el año pasado Costa Rica fue el primer socio comercial de ese país en Centroamérica, mientras que México se constituyó en un socio comercial de gran relevancia.

Igualmente, resaltaron que México es el tercer inversionista en Costa Rica. Los Presidentes también reafirmaron su compromiso con el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, así como concertar posiciones ante los organismos multilaterales.

Durante el encuentro bilateral Chinchilla y Peña reiteraron su decisión de promover a la CELAC como  la voz de América Latina y el Caribe en el posicionamiento de la región ante acontecimientos relevantes de la agenda internacional y potenciar su vinculación con otros actores globales.

En cuanto a los asuntos de seguridad, los Presidentes subrayaron que el desarrollo económico y la inclusión social son requisitos indispensables para abordar  este tema e involucrar en esta discusión a los demás países de la región.

En cuanto a los temas de cooperación bilateral técnica, científica y tecnológica, constataron que Costa Rica es hoy el primer socio de cooperación con México en el istmo centroamericano y el único con el que se tiene un programa con un componente de investigación científica conjunta.

En este sentido, reconocieron los beneficios compartidos que se han obtenido en los últimos años por medio de la cooperación en las cinco áreas identificadas como prioritarias por ambos gobiernos: medio ambiente, turismo sustentable, agricultura, seguridad, competitividad y fortalecimiento institucional.

La presidenta Laura Chinchilla expresó su agradecimiento por el apoyo que mostró México a propósito del interés de Costa Rica por ser miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La mandataria, además, instó al presidente Enrique Peña Nieto a brindar un apoyo decidido frente a otros miembros de la OCDE, de cara a las discusiones que se desarrollarán sobre nuevas membresías a la Organización. Ambos Jefes de Estado reiteraron su voluntad firme de trabajar en conjunto para fortalecer la participación y presencia de Costa Rica en la OCDE, con el objetivo de que éste sea invitado a iniciar su proceso de adhesión a dicha Organización.

Por su parte, el presidente de México refrendó su compromiso por impulsar la realización de proyectos económicos y sociales en el marco del Proyecto Mesoamérica.

También ratificó la decisión de su Gobierno de apoyar con financiamiento, a través del Fondo de Infraestructura para países de Mesoamérica y el Caribe (Acuerdo de Yucatán), la construcción del puente binacional sobre el río Sixaola, en la frontera entre Costa Rica y Panamá, proyecto solicitado por los presidentes Laura Chinchilla y Ricardo Martinelli.

Ambos presidentes reconocieron la importancia de la Alianza del Pacífico. En este sentido, el presidente Peña Nieto reiteró el respaldo de México para que Costa Rica ingrese a este foro.

Los mandatarios instruyeron a sus ministerios y secretarías pertinentes a mantener una estrecha comunicación acerca de las candidaturas presentadas por los dos países para la Dirección General de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que dan cuenta del elevado interés que ambos conceden al fortalecimiento de esa Organización, así como al impulso del comercio mundial para una mayor prosperidad de todos los pueblos.