Implementarán programa de tratamiento en drogas bajo supervisión judicial

Lic. Mauricio Boraschi

San José.- Con el fin de que personas que cometieron delitos menores relacionados con drogas, tengan opción al encarcelamiento y vaya más bien enfocada a la recuperación y a la reinserción a la sociedad, hoy viernes 8 de febrero se firmará la carta de intenciones entre la Corte Suprema de Justicia – Poder Judicial y el Instituto Costarricense sobre Drogas, ICD. En el documento quedan plasmadas las finalidades y compromisos de cada institución colaboradora en esta materia. La actividad realizará en el Salón Multiusos de la Corte Suprema de Justicia a partir de las 2.30 pm.

Según indicó Mauricio Boraschi Hernández, Viceministro de la Presidencia y Comisionado Nacional Antidrogas, el Programa de Tratamiento en Drogas bajo la Supervisión Judicial, comúnmente llamado los Tribunales de Tratamiento de Drogas, TTD, o conocidos también como Cortes de Jurisdicción Especial. “Se hacen responsables sobre casos de personas con problemas de consumo de drogas en un medio de supervisión judicial y consejería intensiva para su reinserción social”, aseveró.

Los principales objetivos de este programa son, disminuir  la reincidencia en delitos, reducir el consumo de drogas y reinsertar socialmente al individuo

Cabe señalar que a nivel internacional, la expansión del programa tuvo preeminencia en Toronto, Canadá en 1998, con la instauración de los Tribunales de Drogas. En 1999 el programa se expandió en Australia. En el año 2000 el modelo se comenzó a aplicar en Irlanda; en el 2001 en Bermuda, Brasil, Islas Caimanes, Jamaica y Escocia; en el 2002 en Nueva Zelanda, Mauritania, Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte. La puesta en marcha del programa en Chile inicia en el año 2004, por medio de la Fundación Paz Ciudadana en Valparaíso.

Interés de Costa Rica

Según indicó  Boraschi Hernández, es hasta en diciembre del 2010, en una  reunión de Comisionados Nacionales Antidrogas de la Comisión Interamericana de Control del Abuso de Drogas de la Organización de Estados Americanos ( CICAD OEA), que nuestro país hace expreso su interés de participar en esta iniciativa que ha sido impulsada por la CICAD-OEA.

En abril del 2011 el ICD y el Ministerio de la Presidencia, realizan la primera reunión de contacto con la señora Magistrada Doris Arias y el señor Magistrado Carlos Manuel Arroyo, ambos de la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia. Se hace presentación del proyecto, dando a conocer el modelo.

En Agosto de 2011,  bajo la coordinación del ICD y con el apoyo financiero de la CICAD, se realizó un  estudio de viabilidad para el plan piloto del proyecto en Costa Rica,  comprobándose la posible implementación del modelo en Costa Rica, de acuerdo a la normativa legal vigente y desde los componentes sanitario y judicial.

Posteriormente, personeros del Ministerio Público, el IAFA, jueces, fiscales y funcionarios del ICD, se involucran en el proyecto  convencidos de que el mismo es de suma importancia para el país, al estar atendiendo la delincuencia asociada al consumo de drogas, desde una perspectiva de salud pública y ubicando como centro al ser humano.

Los trabajos de coordinación y preparación continuaron en el 2012 en Washington DC, resaltándose el primer  taller técnico intensivo que definía una propuesta metodológica, con indicadores de medición para la evaluación del modelo. Esta propuesta se fundamentaba en evidencia científica.

Durante el año 2012 y bajo la coordinación general del ICD, se realizaron diferentes reuniones técnicas con los sectores judiciales y de salud, con el fin de ir estableciendo un plan de trabajo consensuado e instaurar las bases para la apertura del proyecto, con la participación de las instituciones antes citadas..

Finalmente, en Octubre 2012, se firmó el Memorando de entendimiento entre la CICAD OEA y el ICD, como ente coordinador político.  El propósito del Memorando es la asistencia técnica de CICAD para la creación del modelo a través de la puesta en marcha de proyectos piloto que permitan validar el modelo en  Costa Rica.