Resumen Semanal

¿Etica periodística de La Nación cuestionada? Es lo que parece sugerir un artículo de un medio digital (ver AQUÍ), el cual critica a ese matutino por el su silencio en relación con una supuesta defraudación por 1900 millones de colones, planteada por la Dirección General de Tributación desde el año 2004. La Nación sólo se ha referido al caso en tres ocasiones: dos en el 2005, después de que Diario Extra lo hiciera público y uno en el 2012.

La importancia de la noticia contrasta con el silencio de La Nación. Por una parte el monto de la presunta defraudación es sustancial y en él está involucrado el principal medio periodístico nacional. Por otra, se da en circunstancias de una  crisis de ingresos que afecta la capacidad de gestión del gobierno y la posibilidad de asignar fondos incluso a los más urgentes programas sociales.  Esto contrasta, por ejemplo, con el amplio despliegue noticioso que ese mismo medio hizo, basado en presunciones, sobre desviaciones de fondos taiwaneses hacia la Fundación Arias Sánchez para la paz, contundentemente desmentidas por directivos de la fundación. Las denuncias llenaron la portada y varias páginas enteras, mientras las respuestas quedaron ocultas en páginas interiores que sólo leen algunas minorías. Esas publicaciones pueden hacer sido un factor decisivo en el retiro de su campaña presidencial por uno de los dos principales candidatos del PLN. Surge la pregunta ¿Es La Nación un medio en el que priva el periodismo profesional o el interés corporativo de sus propietarios o del grupo de interés a que pertenecen?

¿Quién podrá salvar la CCSS? ¿Son sus retos principalmente de origen interno o externo? Según el discurso político del neoestatismo, intereses externos intentan robar el patrimonio nacional y atentan contra algunas de nuestras más apreciadas instituciones. Según la evidencia objetiva (informes técnicos y cifras oficiales), los mayores riesgos a organizaciones como la CCSS se originan en su propio interior. Es notable que uno de nuestros más prominentes gestores de la CCSS, dos veces Presidente Ejecutivo, destaque que el cuerpo médico fue, en sus orígenes, uno de los enemigos más importantes de la seguridad social. Sólo la apoyaron cuando entendieron que representaba nuevas oportunidades laborales y económicas.

Pues bien, gracias a un acuerdo logrado durante la administración Monge Alvarez, los médicos han demandado a la Caja y han logrado sacarle ¢3.700 millones, lo que ha implicado para cada demandante ¢123 millones (unos $246 mil al cambio actual). Las demandas continúan y, a menos que la Asamblea Legislativa actúe con premura, sus costos alcanzarían a ¢174 mil millones, equivalente a un 2% del PIB nacional o a un 10% del presupuesto actual de la CCSS. La Sra. Presidente Ejecutiva cree que la Caja no podrá pagar esos montos y hacerlo llevaría a una quiebra total de la seguridad social (ver AQUÍ) ¿Es eso lo que quieren los médicos y profesionales afines?

Restricción inteligente de la circulación de vehículos en San José. No es precisamente lo que anuncia el MOPT al prohibir el paso de vehículos de gran tonelaje, los cuales no podrán transitar por nuestras principales vías josefinas entre las 2 pm y las 9 pm, precisamente cuando las carreteras están más desocupadas. Una mejor medida sería restringir la circulación diaria en ciertas horas y establecer horas de entregas de mercaderías en camiones de ciertos tonelajes. La misma irracionalidad caracteriza la restricción que ahora impide la entrada de vehículos de lunes a viernes según el último dígito de la placa. La medida tiene sentido, digamos entre 7am y 9 am; y entre 4 pm y 6 o 7 pm, períodos pico de tránsito. En otras horas es simplemente mala planificación y crear inconvenientes innecesarios a la población.

Política: las encuestas dicen lo que ya sabemos. Una de las más recientes, de CID-Gallup para Diario Extra, revela que un 60% del electorado dispuesto a votar, cree que Johnny Araya Monge (JAM) será electo presidente en las elecciones del 2014 (las posibilidades de otras agrupaciones: Coalición 7%, PAC 4%, PUSC 3%, no sabe 32%). La encuesta tiene un 2,8% margen de error y se realizó entre el 15 y el 23 de enero, 2013.

Gobierno: encuesta Unimer confirma la mala imagen de la Sra. Presidente. El 40% de la población considera mal el desempeño de sus funciones, un 25% lo considera muy mal y un 28% opina que bien. Esa opinión la comparten personas de distintas edades, educación y orientación política. La mitad de los encuestados dicen que dejará al país peor, 30% que igual y sólo un 7% que mejor. La encuesta fue hecha para Repretel por Unimer.

Hay dos datos importantes que vale la pena destacar: primero, una parte importante del electorado, el 40%, cree que el PLN debe continuar en el poder, contrario al discurso opositor contra el continuismo. Las preferencias mayoritarias para el PLN y de un dígito para las principales agrupaciones que se le oponen, sugieren que en el imaginario colectivo el PLN es el único con estructura, visión y gente capacitada para gobernar. La democracia se vería favorecida si esas pequeñas agrupaciones leyeran correctamente la opinión pública y se preocuparan por constituirse en alternativas serias. Segundo, es importante destacar que en esta encuesta los “desafiliados” del proceso electoral ya no son más del 50% de los votantes, sino una cifra cercana al 30%, según las dos encuestas aquí comentadas.