Sube número de solicitudes de la condición de refugiado de centroamericanos

San José.-   El número de solicitantes de la condición de refugiado, provenientes de Guatemala, Honduras y, en particular, de El Salvador, aumentaron durante el 2012, en comparación con años anteriores, según datos la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME). La mayoría de solicitantes siguen siendo de origen colombiano.

Durante el año pasado, Costa Rica recibió un total de 1.167 solicitudes del estatuto de refugiado, sobre todo de colombianos (42%), cubanos (32%) y de centroamericanos del llamado Triángulo del Norte (18%). En el año 2011, las solicitudes de estos últimos representaron un 13,7%.

“La situación de violencia agudizada en algunos países centroamericanos pone en peligro la vida y la seguridad de varias personas, quienes podrían cumplir con la definición de refugiado”, explicó Roberto Mignone, representante del ACNUR en Costa Rica.

Al respecto de los cubanos, Mignone explicó que es un dato que debe ser interpretado, ya que muchos no terminan el trámite y continúan su recorrido hacia los Estados Unidos, sobre todo, aquellos que entran provenientes de Ecuador.

Por otro lado, mientras en el 2009 los solicitantes extra continentales (sobre todo de Asia y África) llegaron a representar el 23% de las solicitudes anuales, en el 2012 el porcentaje bajó a solo 3,8%.

Durante el 2012, la tasa de reconocimiento de refugiados fue de un 21% en primera instancia (Comisión de Visas y Refugio). Es decir, que de cada 100 solicitantes, únicamente  a 20 se les reconoció  el estatuto de refugiado.

Sin embargo, para obtener una respuesta definitiva (incluyendo la segunda instancia) las personas solicitantes, en ocasiones, deben esperar inclusos años.

En un estudio hecho por el ACNUR, publicado en su totalidad en diciembre del 2012, las personas solicitantes de asilo, perciben como primer reto para su integración los largos tiempos de espera que deben enfrentar para ver si serán o no reconocidos como refugiados. En promedio, según el informe,  debe esperar 11 meses por una resolución de primera instancia.

Otros retos tienen que ver con la percepción de discriminación, la dificultad para obtener empleo, la necesidad de atención psicológica y el limitado acceso al sistema bancario.

Sin embargo, hay esfuerzos por parte de la DGME y de otros actores, a los cuales se suma el ACNUR, para enfrentar estos retos.

Informe completo del estudio de ACNUR en:

http://www.acnur.org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=t3/fileadmin/Documentos/Publicaciones/2012/8985