¿Será el 2013 el año de la facturación electrónica?

Artículo publicado en la Revista EKA

Desde que la Dirección General de Tributación Directa anunció que los profesionales independientes tendrán que facturar de manera electrónica en un futuro cercano, una nube de dudas, temor, curiosidad y resistencia al cambio rodea al tema.

Lo primero que debe saber sobre la factura electrónica es que no es un escaneo de la factura física, sino que requiere un formato y diseño específico que exige Tributación. De acuerdo con la resolución DGT-02-09 del 09 de enero de 2009, la factura electrónica se define como un documento comercial con efectos tributarios, generado, expresado y transmitido en formato electrónico.

Su formato y diseño debe cumplir con las normas establecidas en la resolución, donde señala las obligaciones tributarias, especificaciones técnicas y estructuras XML, que debe cumplir en su totalidad, de otra manera, los comprobantes de ingresos electrónicos que se emitan no estarán autorizados y podría hacerse acreedor de una infracción administrativa establecida en los artículos 85 y 86 del Código de Normas y Procedimientos Tributarios.

Después de consultar las especificaciones definidas las empresas o profesionales deben inscribirse en Tributación como emisor/receptor de la factura electrónica y decidir si buscan un proveedor del servicio de facturación o si diseñan su propio XML.

Pero ¿qué piensan las empresas sobre la incorporación de la factura electrónica?

Sin duda el tema todavía no ha calado entre los empresarios y profesionales pues según Rodolfo Artavia, Director de Proyectos de GS1, asesora en temas de facturación electrónica hay mucho desconocimiento en el tema.

“Hay falta de información, también un problema generacional y de cultura que crea una resistencia y el temor de que Hacienda tenga mayor presencia en sus operaciones contables” dijo Artavia.

Sin duda el impulso de la aplicación de la factura electrónica se dará cuando Tributación declare obligatorio su uso .“Va llegar un momento en que la administración tributaria lo comience a exigir y sin duda llegará un momento en donde será obligatorio”, comentó Artavia.

Recientemente las empresas Racsa y Gestión en Tecnología e Información, GTI se unieron en un convenio para crear servicios de facturación electrónica tanto para los profesionales independientes como para empresas. Tanto Racsa como GTI ofrecen paquetes definidos y la opción de crear un paquete especializado.

Alejandro Montalvo, Director de GTI dijo que en este momento quienes facturan de manera electrónica lo realizan de manera off line es decir, Tributación no recibe un aviso en el momento en que se emite la factura.

“Vamos a que eso sea on line y cada vez que un cliente facture se de un aviso a Tributación y ahí es donde comienza el control, porque Tributación lo que busca es hacer declaraciones presuntivas, para así poder determinar cuánto tiene que pagar cada contribuyente de renta” explicó Montalvo.

Por su parte Racsa califica como evangelización el proceso de información que han puesto en marcha desde que iniciaron la oferta del servicio.

“Desde junio del 2012 que lanzamos el servicio, ha sido un proceso educativo, con muchas consultas sobre el modelo y sobre la factura en sí por parte de los usuarios potenciales” explicó Mario Estrada del Área de Desarrollo de Negocios y Estrategias de Racsa.

La factura electrónica no impide el uso físico de la misma, aunque el objetivo es la automatización del proceso y evitar el uso de papel, los profesionales o empresas podrán imprimir la factura si su cliente así lo requiere.