Kerry, confirmado por el Senado como nuevo secretario de Estado de EEUU

Washington (EFE).- El senador demócrata John Kerry se convertirá en el nuevo secretario de Estado de EE.UU. tras ser confirmado hoy en una votación en el pleno del Senado para el cargo, que asumirá después de la marcha de Hillary Clinton este viernes.

El Pdte. Obama saluda al entonces Senador John Kerry el día que lo nominó para el puesto de Secretario de Estado. Foto tomada del Boston Globe.

Kerry, nominado por el presidente Barack Obama para el puesto a mediados de diciembre, vio su candidatura fácilmente aprobada por 94 votos a favor y 3 en contra.

A sus 69 años, el veterano senador que perdió las elecciones presidenciales de 2004 recibió un amplio respaldo bipartidista para ocupar la cartera de Exteriores, con los únicos votos en contra de los republicanos Ted Cruz, John Cornyn y James Inhofe.

“El senador Kerry no necesitará ninguna introducción para los líderes políticos y militares del mundo y empezará su primer día ya completamente preparado no sólo sobre la complejidad de la política exterior de EE.UU., sino capaz de actuar en una multitud de escenarios internacionales”, dijo el senador demócrata Bob Menéndez antes de la votación.

Menéndez, que reemplazará a Kerry como presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, consideró que la falta de oposición a la nominación durante el debate previo a la votación “muestra su tremenda reputación” en la Cámara alta.

Horas antes, el comité en el que Kerry sirvió durante 29 años aprobó de forma unánime su nominación, que no tiene que pasar por la Cámara baja. Se espera que Kerry presente esta misma tarde su carta de renuncia a su escaño en el Senado, lo que abrirá una elección especial para ocuparlo, prevista para el próximo 25 de junio.

Kerry, que estaba presente durante el voto de hoy, argumentó en su audiencia de confirmación la semana pasada que la política exterior de EE.UU. “no sólo se define por aviones no tripulados y despliegues de tropas”, sino que tiene mucho que ver con “dar voz a los que no la tienen” y con mantener una imagen solvente.