Gobierno prevé aumento de inversiones empresariales en Costa Rica

San José.-  Tras el Consejo de Gobierno de este martes, la presidenta de la República, Laura Chinchilla Miranda resumió los principales logros de su visita a Davos, Suiza y Santiago de Chile, ambas giras con una intensa agenda de reuniones con líderes políticos y empresariales mundiales.

La Mandataria confirmó el creciente interés de empresas internacionales por invertir en Costa Rica, en especial las pertenecientes a sectores como Servicios y Ciencias de la Vida.

“Es de las mejores noticias que uno puede traerle a un país, porque más Inversión Extranjera Directa (IED), significa mayores oportunidades de empleo de alta calidad y bien remunerado para los costarricenses, en especial para el segmento joven de la sociedad”, destacó la Gobernante.

Chinchilla además, reafirmó en el Foro Económico Mundial, que Costa Rica cuenta con muy buena imagen internacional por su desarrollo balanceado.

“Cada vez queda más claro que no es un tema exclusivamente de bienestar material, que ya el Producto Interno Bruto, como indicador para medir el desarrollo no basta, que se puede resquebrajar en cualquier momento. Que para lograr un desarrollo sostenible se requiere la convergencia de una serie de factores que Costa Rica mezcla muy bien para alcanzarlo”, analizó la Presidenta.

La Mandataria valora esa buena imagen ante el mundo, como una oportunidad para favorecer las aspiraciones del país de ingreso a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y para justificar porqué Costa Rica presentó su candidatura ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

En Suiza, también se logró concretar cooperación para el impulso de la agenda ambiental del país como por ejemplo la protección de Océanos, “National Geographic se ha convertido en un gran padrino de la causa de los océanos de Costa Rica, la Fundación Príncipe Alberto Segundo de Mónaco apoyará la causa y además tendremos algunos programas que se firmarán en relación con los esfuerzos conservacionistas de la isla del Coco”, explicó Chinchilla.

La presidenta de la República se reunió en Davos con Jefes de Estado de Suiza, Finlandia, Ruanda, Mongolia, Letonia, Islandia, Países Bajos entre otros. Además sostuvo encuentros con presidentes de importantes Compañías Globales con el objetivo de intercambiar criterios de inversión, crecimiento y atracción de nuevas opciones.

Latinoamérica hacia una mayor unidad para el desarrollo y combate al crimen organizado

En Santiago de Chile, la Presidenta Chinchilla participó de cuatro cumbres.

La primera entre Centroamérica y la Unión Europea permitió al país tomar la delantera, como nuevo ocupante de la Presidencia Pró Tempore del SICA (PPT),  en el impulso del Acuerdo de Asociación entre regiones. Principalmente Costa Rica buscará su debida ratificación por los parlamentos para que entre en vigencia en el primer semestre de este año.

Centroamérica pidió además a la Unión Europea su cooperación para la reforma institucional del SICA, uno de los dos ejes de nuestro país mientras ocupe la PPT.

En reunión de presidentes del SICA, básicamente se ratificaron las prioridades de trabajo, lista de la cual destacan los temas de seguridad y crimen organizado, así como el remozamiento del Sistema de Integración Centroamericana con ayuda de la UE.

Los Mandatarios también dejaron definida la próxima Cumbre Presidencial para el 20 de Febrero 2013, con la presencia del Presidente de México, con quien redefinirán las relaciones entre ese país y Centroamérica.

Chile también fue sede de la Cumbre CELAC – UE, encuentro que para la presidenta Laura Chinchilla confirmó que “Europa ya mira a América Latina como un socio de respeto y una especie de soporte para algunas de sus maltrechas economías, pues representa un nuevo marco de oportunidades de inversión y migración laboral.

Finalmente, Costa Rica formó parte de la Cumbre de Estados de la CELAC donde se reconoció la diferencia entre países por sus patrones culturales, modelos políticos, opciones de desarrollo económico, políticas públicas para resolver los problemas sociales, pero con la convicción de que esa diversidad no debe debilitarnos y enfrentarnos sino fomentar un escenario de mayor unidad, con respeto entre naciones, sin imposición de modelos de desarrollo.