Costa Rica pide ayuda a Emiratos Árabes para completar cobertura eléctrica

San José.- El Gobierno de Costa Rica ha pedido a los Emiratos Árabes Unidos apoyo para un programa de generación de electricidad, que requiere al menos 50 millones de dólares, para llevar el servicio a 280 comunidades rurales y completar así el 100% de cobertura eléctrica nacional.

El Ministerio de Ambiente y Energía informó que el titular de esa cartera, René Castro, se encuentra en Abu Dhabi esta semana gestionando el apoyo del emirato para el programa “Electricidad para Todos”, que establecería “redes nano-hidroeléctricas, nano-eólicas y paneles solares”.

Costa Rica tiene una cobertura eléctrica de 99,3%, pero aun quedan 280 pequeñas comunidades y villas indígenas sin el servicio.

La inversión requerida para llevar electricidad de fuentes renovables a estas localidades oscila entre 50 y 70 millones de dólares, dependiendo del tipo de energía que se use según los cálculos costarricenses.

Para obtener estos recursos, Costa Rica presentó el proyecto ante el Fondo de Abu Dhabi, que es financiado por varios países del Golfo Pérsico, como Emiratos Árabes Unidos, Catar y Kuwait.

El ministro Castro indicó en el comunicado que “el Gobierno de Emiratos Árabes Unidos enviará una misión a Costa Rica para evaluar en el terreno su participación” en el programa “como inversionistas de largo plazo”.

“Tenemos la firme intención de llevar por fin electricidad a 28.000 familias costarricenses, que suman alrededor de 100.000 personas, en donde aún no hay servicio de energía eléctrica, porque son comunidades muy pequeñas, aisladas o villas indígenas a las que no se puede llegar con la red nacional. Pero lo haremos con pequeñas redes de energía renovable”, añadió.

El objetivo es que este proyecto permita al país centroamericano llegar al 100% de cobertura eléctrica en cinco años.

Estudios realizados por el estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), con apoyo del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), han revelado que 168 de las 280 comunidades que aún no tienen electricidad pueden abastecerse con energía solar, fuentes micro-hidro, energía eólica y hasta biomasa.

En Costa Rica, la producción, distribución y comercialización eléctrica están bajo monopolio del ICE.