Cor-ticos

Calvario estudiantil provocado por FONABE. Los estudiantes con becas concedidas a través del Fondo Nacional de Becas, FONABE, viven en la incertidumbre. El 2012 cerró con atrasos importantes en el pago de las becas otorgadas. A muchos estudiantes se les niega la posibilidad de estudiar con una beca, mientras FONABE acumula un superávit de casi ¢4000 millones. La Contraloría señala que un subsidio puede tener un trámite de hasta 3 años. En el 2010 esa organización entregó ¢175 millones a estudiantes que no cumplían los requisitos y en el 2010-11 se reportan desviación de ¢1000 millones de becas a gastos administrativos. Estos son indicios de la grave crisis de la administración pública: ineficiencia extrema y organizaciones a las que se les ha otorgado cierta independencia administrativa, en perjuicio de la autoridad del gobierno (Presidente y Ministro rector). Y un régimen laboral que dificulta poner sanciones por ineficiencia o negligencia en el cumplimiento de la función pública.

Ministra Anabel González candidata a Directora General de la Organización Mundial del Comercio. El Gobierno ha declarado esta candidatura de interés nacional y ha requerido a todos los órganos de gobierno que contribuyan en la medida de sus posibilidades. Ocho candidatos más compiten por ese cargo, en sustitución del francés Pascal Lamy que lo sirvió por 8 años. Una gran oportunidad para un funcionaria que ha demostrado excelencia en su trabajo.

Entorno de reformas: con el anuncio de los notables, tal vez un poco prematuro, otros se han anticipado a ofrecer propuestas. Interesante entre ellas, la del Presidente del congreso, que impugna la exigencia legal de los ciudadanos tengan que ser miembros de un partido político para aspirar a presidente, diputado o regidor. La consecuencia obvia, sería la posibilidad de que cualquier ciudadano aspire a cargos de elección en forma independiente de cualquier partido.

Contra los dólares “golondrina”: los capitales especulativos que se aprovechan de las altas tasas de interés nacional, son los responsables de que el colón esté pegado al límite inferior de la banda establecida por el Banco Central. Un colón fuerte implica costos de producción más altos, menor capacidad competitiva de nuestros productos de exportación y menores oportunidades de empleo. El Gobierno presentará de inmediato un proyecto de ley para grabar las tasas de interés (hacerlas menos atractivas) al capital especulativo, a la vez que presionará por la reducción de las tasas de interés nacional, con el mismo propósito.

Acoso fiscal: frente al déficit fiscal, el fracaso del proyecto para incrementar los impuestos y el alto costo de los privilegios laborales en el sector público, el Gobierno le pasa la factura a la clase media. Los recursos del Ministerio de Hacienda para incrementar sus ingresos alteran la realidad económica del país y conllevan un factor de inequidad. El “marchamo” ha subido de costo, aunque los vehículos pierden su valor, por simple vejez o por las condiciones del mercado. Algo similar ocurre con las casas para efectos del impuesto a residencias de lujo. Son más viejas, su valor va en descenso, mientras las ventas y las construcciones están en depresión por la crisis económica. No obstante, Hacienda determina un incremento sustancial al costo del metro de construcción para forzar más impuestos. La figura del “precio de mercado” es lo que Hacienda diga y el sistema impositivo se vuelve más regresivo.