La semana (30/12/12 – 05/01/13)

Las noticias de la semana destacan la renuncia de RAS a participar en las elecciones primarias del PLN; las alianzas políticas ANTI-PLN; propuesta de los “notables” sobre la reforma institucional; y la confusión en torno al “caso Chávez”.

RAS anuncia que no participará en la convención para la selección del candidato del PLN en las elecciones del 2014. Tal decisión deja abierto el camino para una selección por consenso del candidato Johnny Araya y un proceso de elecciones primarias que dejará al  Partido más unido y con mayores fortalezas económicas de cara al reto del 2014. En sentido inverso, empeora las posibilidades de éxito de una posible alianza ANTI-PLN.

Alianzas políticas: el año se abre con renovados esfuerzos de coalición ANTI-PLN. Las diferencias persisten, a la sombra de la más reciente experiencia de alianza para la pasada gestión del congreso, cuyo resultado fue un rotundo fracaso. La mayor dificultad, a nuestro entender, es la dificultad de conciliar las fuertes diferencias ideológicas y personales entre tendencias, claramente contradictorias entre sí y en algunos casos más afines con el PLN al que intentan destruir. Por otra parte, resulta irónico que los “grupos” de oposición no se focalicen en hacer propuestas coherentes con los retos que el país enfrenta y demuestren su capacidad para ejecutarlas. La meta de destruir al PLN no los llevará por ese camino.

Urgente reforma institucional: los ¨notables¨ definirán este mes la ruta para recuperar la gobernabilidad, principal reto que enfrenta nuestro desarrollo. La población debe ser positiva y tener confianza en las personas que integran la comisión nombrada por la Sra. Presidente, en virtud de su experiencia, conocimiento de la gestión pública e integridad.

El país se encuentra en una encrucijada: o lleva a cabo una reforma de fondo, o se estanca y las aspiraciones nacionales de equidad y solidaridad seguirán esperando por décadas. O, peor, seguiremos la dolorosa ruta de Grecia y España. Nuestro aparato estatal representa aproximadamente un 44% del PIB nacional y los costos por ineficiencia pueden superar varios miles de millones de dólares por año. Con ellos se pierden oportunidades de desarrollo o incluso reformas esenciales, como el plan fiscal que, sin ciertos cambios estructurales, alimentaría más ineficiencia. Por otra parte, la reforma enfrentará fuertes focos de resistencia, de la misma forma que hoy tiene gran nivel de apoyo civil, político y de analistas, como lo evidencia la existencia de varias iniciativas serias de reforma. Ese consenso y la madurez, serán insuficientes sin la presencia de un mandato popular.

El “misterio Chaves”: propio de los regímenes de corte autoritario, América Latina se hunde en confusión sobre el ¨misterio¨ de las posibles dolencias del presidente venezolano Hugo Chávez. Para muchos se trata de trucos propios de gobiernos que se sustentan en teorías conspirativas y encuentran útil ocultar a la población ciertos hechos públicos. Muy diferente por cierto a las democracias abiertas, como el caso Colombia, en el que el propio presidente Santos Calderón informó a la población de la presencia de un cáncer de próstata y la aparición pos-operatoria de una infección que requirió intervención clínica. El propio Gobierno venezolano no está exento de confusión, como es evidente de las contradicciones oficiales de sus propios voceros. Y persistirá mientras continúe con su total falta de transparencia, mediante informes políticos y la ausencia de informes clínicos fácticos. Por supuesto, el sustrato de toda esta confusión es si el Presidente Chávez, electo en las más recientes elecciones, podrá asumir su cargo el 10 de enero 2013 y los efectos de ello en la política exterior de la región. La confusión es mayor por una institucionalidad democrática debilitada, de la cual forma parte una Constitución con amplio espacio de manipulación por el poder dominante.