Luchan contra la desnutrición con investigación científica en Guatemala

Ciudad Guatemala.- Investigadores del instituto de Agricultura, Recursos Naturales y Ambiente de la Universidad Rafael Landívar (URL-IARNA), junto con sus contrapartes de la Universidad de McGill en Canadá y del Instituto Interamericano para la Cooperación en Agricultura (IICA), recibieron una donación canadiense de US$ 454,000 para desarrollar un proyecto enfocado en seguridad alimentaria y nutricional en Guatemala. Liderado conjuntamente ente la URL-IARNA y la Universidad de McGill, en colaboración con IICA, el proyecto Inseguridad Alimentaria y Desnutrición en Guatemala examinará la efectividad de estrategias e identificará las iniciativas que pueden replicarse en regiones vulnerables para mejorar la situación de seguridad alimentaria en el país.

El proyecto se enfoca en uno de los temas prioritarios de la URL, como lo es la seguridad alimentaria y desnutrición”, menciona Juventino Gálvez, director de IARNA. “Guatemala ha invertido recursos propios y recibido apoyo financiero y técnico considerable en desarrollo rural y seguridad alimentaria en años recientes, pero se ven pocos cambios en el país”, añadió Gálvez. “El papel de la academia en Guatemala debe ser el de señalar las políticas que deben ser promovidas en los diferentes territorios del país”.

Aproximadamente un cuarto de guatemaltecos no tiene suficiente comida para alimentarse. Niños menores de cinco años enfrentan la peor situación: aproximadamente la mitad ?49%? se encuentran en desnutrición crónica, la tasa más alta de América Latina. El Gobierno de Guatemala, los donantes internacionales, ONG y el sector privado han invertido en cientos de iniciativas ?principalmente enfocados en distribución de alimentos y transferencias al ingreso? pero los indicadores de seguridad alimentaria y pobreza no han mejorado en los últimos 20 años. Se ha ignorado el rol fundamental de la agricultura para lograr alimentos seguros y nutritivos, así como la importancia de la investigación científica en evidenciar la efectividad de políticas públicas. El Proyecto de Seguridad Alimentaria anunciado el día de hoy se enfocará en este vacío.

Este proyecto responde al complejo fenómeno de seguridad alimentaria usando un enfoque riguroso, multidisciplinario y científico”, dice Hugo Melgar-Quiñonez del Instituto para la Seguridad Alimentaria Global de McGill. “Esperamos identificar soluciones novedosas y efectivas para informar al debate actual en seguridad alimentaria”, dice Quiñonez, y añade que “este trabajo complementa el amplio trabajo de investigación de la Universidad de McGill referente a temas de seguridad alimentaria, tales como producción de alimentos, procesamiento y mercadeo, consumo de alimentos y malnutrición”.

El Proyecto estudiará cuatro regiones diversas agrícola y culturalmente en Guatemala. Usando mapas y herramientas de modelación, los investigadores evaluarán políticas y prácticas de seguridad alimentaria para identificar aquellas que generan mejores resultados. Trabajando con IICA, los investigadores desarrollarán recomendaciones prácticas para ayudar a mejorar las decisiones en seguridad alimentaria por parte del Gobierno de Guatemala y otros actores nacionales e internacionales de desarrollo.

El IICA está complacido de la alianza con la URL y la Universidad de McGill en esta significante iniciativa”, menciona Keith Andrews, representante del IICA en Guatemala. “Como coordinador del componente de incidencia del Proyecto, el IICA se apoyará en sus 34 oficinas nacionales y sus redes de conocimiento que tiene en el hemisferio para asegurar que los actores nacionales e internacionales tomen en consideración los resultados de la investigación en acciones futuras”.

El Proyecto de investigación es financiado por el Centro Internacional de Investigación para el Desarrollo (IDRC, por sus siglas en inglés), de la Cooperación canadiense. Como un componente del programa de ayuda internacional de Canadá, el IDRC financia investigación en países en desarrollo para promover su crecimiento y desarrollo.

La malnutrición crónica en Guatemala ha negado a mucha gente la oportunidad de tener vidas productivas y alcanzar su potencial pleno”, dice el Director para la Oficina Regional de América Latina y el Caribe, Federico Burone. “Dado el enfoque de investigación riguroso adoptado en este Proyecto y la evidencia que se generará, esperamos que los resultados sean aplicables más allá de las cuatro áreas de estudio hacia el resto de Guatemala así como a otros países de la región que están trabajando para tener alimentos más seguros y nutritivos”.