ICE con primera planta solar en Centroamérica para generación eléctrica

Bagaces, Guanacaste.- Con una capacidad de 1 MW de potencia se inauguró hoy el Parque Solar Miravalles, en Bagaces de Guanacaste, primera planta solar en Centroamérica, un proyecto hecho realidad gracias a una donación del pueblo de Japón a Costa Rica.

La Presidenta Chinchilla, el Ing. de la Torre y el embajador Namiqi, siguen el recorrido a través de los paneles solares dirigido por el Ing. Ajún. Foto cortesía ICE

La inauguración contó con la participación de la Presidenta de la República, Laura Chinchilla Miranda, el ministro de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, René Castro, el ministro de Comunicación, Francisco Chacón, así como presidente ejecutivo de Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), Teófilo de la Torre, y el embajador de Japón, Yoshiharu Namiqi.

“Hoy no solamente damos un paso más en términos de incrementar la capacidad instalada para poder seguir generando más energía y satisfacer las demandas de nuestra economía, sino que también, confirmamos que nuestro crecimiento va a seguir de la mano de la generación a partir de energías renovables,” declaró la Presidenta Chinchilla.

Esta nueva obra, que permitirá generar más energía limpia para atender la demanda eléctrica, evitando emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático.

El presidente ejecutivo de Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), Teófilo de la Torre, subrayó el interés de la empresa por continuar su expansión en el uso de fuentes renovables.

“Del 2010 al 2014 se pondrán a funcionar plantas eléctricas renovables por un total de 435 MW y se dejará en construcción en el 2014 plantas adicionales por 645 MW. Todo para totalizar 1 080 MW, que es un incremento del 60% de toda la potencia renovable instalada anterior al año 2010”, destacó de la Torre.

Durante la inauguración de la planta solar, la Presidenta de la República Laura Chinchilla y el ministro de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, René Castro, firmaron un decreto que declara de interés público las actividades de  investigación científica, ambiental, social, turística y económica por parte del ICE o un tercero contratado por este, en el Parque Nacional volcán Rincón de la Vieja.

El decreto abarca investigaciones del ICE, para identificar ecosistemas, establecer la vulnerabilidad eco-turística, determinar el aporte a los corredores turísticos actuales, así como evaluar la factibilidad técnica ambiental, turística, económica y social de un área de 10,46 km2 de dicho parque nacional,  con el fin de determinar la eventual implementación de un proyecto geotérmico dentro de esa zona.

El Parque Solar Miravalles está ubicado en un área de 2,7 hectáreas en Fortuna de Bagaces, y generará 1,2 GWh anuales, energía equivalente al consumo de unos 600 hogares.

 “Con esta producción evitaremos la emisión de más de mil toneladas de CO2 al año, cifra que equivale a no consumir 5 mil barriles de petróleo al año”, explicó el Ing. Luis Rodolfo Ajún, director del proyecto parque solar Miravalles.

La donación del pueblo de Japón fue de aproximadamente $10 millones e incluye una planta solar demostrativa de 3 kilovatios que se instaló en el  parqueo del edificio del ICE de Sabana Norte, en San José.

El Parque Solar Miravalles fue construido por un contratista japonés. El ICE aportó el terreno, el movimiento de tierras y otras obras complementarias, como la canalización de ductos para comunicación, iluminación exterior, un sistema cerrado de televisión y un sistema de alarmas para seguridad.

Con la incorporación de esta planta solar se promueve el uso de fuentes de energía renovables, se disminuye el uso de combustibles fósiles para generación eléctrica y se adquieren conocimientos y experiencia en el desarrollo de la energía solar.

“En esta ocasión, el aporte del gobierno japonés no sólo se enfoca en la cooperación financiera no reembolsable, sino que también proporciona la transferencia tecnológica basada en la capacitación de técnicos y expertos para la utilización de la más moderna tecnología”, expresó el embajador de Japón, Yoshiharu Namiqi.

Características

En la zona de Guanacaste se produce electricidad a partir de otras fuentes limpias como la hidráulica, la geotermia y la eólica. Foto cortesía ICE.

Para producir electricidad, estas plantas utilizan como fuente de energía la radiación del sol, la cual es captada a través de paneles fotovoltaicos. Estos están constituidos por la unión de varias celdas hechas de silicio de alta eficiencia.

El Parque Solar Miravalles cuenta con 4 300 paneles fotovoltaicos de 235 watts de potencia cada uno.  Tiene diez acondicionadores de potencia, un transformador, una sala de control y una sala para atender visitas. Opera automáticamente y es controlado de forma remota desde la sala de control.

Por otra parte, la Planta Solar Sabana, que está en San José, está constituida por 15 paneles fotovoltaicos de 235 watts de potencia, instalados sobre una estructura metálica que sirve de techo en el parqueo. Cuenta con un acondicionador de potencia y un sistema de monitoreo remoto.

La energía que genera está siendo utilizada en las oficinas del ICE que están ubicadas al oeste del parqueo de visitas del edificio ICE de Sabana Norte.  Si existiera algún excedente de energía se inyecta inmediatamente en la red de distribución para el consumo de los clientes vecinos.

Esta planta permite  mostrar a los visitantes las bondades de la energía solar. En el lobby del edificio de Sabana Norte se instaló una pantalla informativa, donde se indica la energía que genera esa planta en tiempo real, diariamente y la total a través del tiempo, así como la cantidad de CO2 y de petróleo que son sustituidos con esa generación solar.

Corredor de energías limpias

Con la entrada en operación del Parque Solar Miravalles en Guanacaste se enriquece una zona que se ha convertido en un corredor de energías renovables. En esa región se complementan cuatro tipos de generación amigables con el ambiente: solar, geotérmica (calor de la tierra), eólica (fuerza del viento) e hidroeléctrica.

La zona también destaca por la regeneración del bosque lograda por el ICE, a lo largo del desarrollo del Complejo Geotérmico Miravalles.