Presidenta Chinchilla impulsa desarrollo empresarial con México

Querétaro, México.– “Somos el país con la segunda tasa de crecimiento económico más alta de América desde 1980 hasta 2010”, expresó la presidenta de la República, Laura Chinchilla Miranda, durante la X

edición de la Cumbre de Negocios (Business Summit), actividad en la que aprovechó para promover oportunidades empresariales entre Costa Rica y México.

La Mandataria dictó una de las dos conferencias magistrales de la Cumbre. La otra fue impartida por el presidente electo de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto.

En su discurso, Chinchilla destacó los lazos históricos de amistad, solidaridad, comercio, inversión y cooperación, entre Costa Rica y México.

“Celebro esta oportunidad de intercambiar con todos ustedes algunas ideas sobre grandes retos que hoy nos unen, con la aspiración de que fruto de nuestro esfuerzo conjunto podamos avanzar hacia la construcción de un México y una Costa Rica más prósperos, más solidarios, más inclusivos y más seguros”, declaró la Gobernante.

Para Chinchilla todas las circunstancias están dadas para potenciar el desarrollo empresarial de dos países amigos, con una visión emprendedora, sin temor a competir sobre la base de nuestra calidad y complementariedad, y con un marco regulatorio adecuado.

La Presidenta destacó a México como el primer país con el cual Costa Rica negoció un tratado de libre comercio y agregó “el intercambio bilateral ha aumentado diecinueve veces desde la entrada en vigencia del tratado, lo cual demuestra la madurez de nuestras relaciones comerciales y el reto de continuar facilitando el comercio entre nuestros países.

Señaló que las importaciones de nuestro país desde México han crecido a una tasa anual promedio cercana al 10% durante los últimos 5 años y las exportaciones a una tasa de casi el 40%. También que en 2011, más del 4% de las exportaciones de Costa Rica hacia el resto del Continente se dirigieron a México y  el 9% de las importaciones de bienes de América fueron de origen mexicano.

Chinchilla marcó a Costa Rica como el principal socio comercial de México en la región centroamericana.

Además, recordó que en los últimos 15 años Costa Rica ha contado con una participación importante de empresas mexicanas, con empresas del sector industrial, agroindustrial y de manufactura, y más recientemente de reconocidas empresas mexicanas en el sector de servicios corporativos y de telecomunicaciones.

 

“Sé que para muchos de ustedes somos un socio conocido. Nombres como BIMBO, CEMEX, MABE, COMEX, AMERICA MOVIL, DEMASA, entre muchos, son parte del acontecer diario de todos los costarricenses y estoy segura que al día de hoy, el aceite de palma, las preparaciones alimenticias y otros productos industriales costarricenses siguen teniendo una participación importante en el quehacer comercial mexicano”, manifestó la Presidenta.

La Mandataria además destacó que a la fecha, cerca del 40% de las exportaciones de Costa Rica están asociadas con las cadenas globales de valor, especialmente en los sectores de dispositivos médicos, productos electrónicos, automotrices y aeronáuticos, con lo cual somos el país latinoamericano con mayor  participación de exportaciones de alta tecnología en sus exportaciones de manufactura y el cuarto a nivel mundial.

El encuentro, que concluye este martes 13 de noviembre, es convocado por invitación expresa y reúne un grupo único de oradores y participantes conformado por líderes empresariales de alto nivel, personalidades de la política y expertos académicos de renombre.

Por otra parte, la Presidenta mencionó  que ni desarrollo humano, ni bienestar ciudadano son posibles sin una empresa privada pujante, socialmente responsable y comprometida con el respeto de los derechos laborales y la defensa del medio ambiente. “Tampoco es posible pensar en un futuro que se repliega detrás de fronteras cerradas. Y tampoco son sustentables estrategias con un eje espacial lejano, en detrimento prioritario de nuestra agenda regional”, acotó.

“Este foro parte del reconocimiento de la importancia de nuestras políticas públicas para crear el entorno competitivo que necesitan nuestros pueblos y eso no se limita a decisiones de naturaleza interna, porque no importa lo que hagamos dentro de nuestros confines, nuestros destinos dependen también de un clima económico internacional del que no podemos sustraernos. Nos movemos dentro de una economía abierta y sufrimos muy rápidamente los impactos del mundo globalizado”, finalizó la Presidenta.