“Debe eliminarse indispensibilidad de la prueba”, según comisionado antidrogas

San José.- “Hasta que concluye un proceso de investigación se puede determinar cuál es el valor que tiene una prueba, si esta es indispensable o no para llevar adelante un juicio por la comisión de un delito por drogas, por eso exigir que una prueba sea “indispensable” es muy peligroso.

Así lo manifestó el Comisionado Carlos Alvarado V. Director del Instituto Costarricense sobre drogas (ICD) quien compareció, esta tarde, ante los diputados que conforman la Comisión Permanente Especial de Seguridad y Narcotráfico.

Alvarado fue convocado para referirse al proyecto 18317 Reforma Integral de la Ley sobre Registro y Examen de Documentos Privados e Intervención de las Comunicaciones.

El representante antidrogas enumeró a los legisladores, cuáles son los principales cambios que se le deben introducir a la ley que regula las intervenciones telefónicas cuando se lleva a cabo una investigación sobre narcotráfico.

Dijo que el hecho de que una prueba de intervención tenga que ser indispensable en un juicio, complica mucho el trabajo.

Indicó que otro de los principales cambios que se debe introducir tiene que ver con la obligatoriedad de que el juez que tramita la causa penal tenga que estar escuchando la intervención telefónica en todo momento, ya que los jueces no tienen tiempo para cumplir con este requisito.

Agregó que la ley también tiene una imposibilidad para que personal especializado de la policía que conoce la jerga de los antisociales los pueda ayudar en la comprensión de la tramitología y metalenguaje utilizado por las personas intervenidas.

Alvarado propone que se autorice a la Fiscalía y al Organismo de Investigación Judicial (OIJ)  a contribuir en la realización de las escuchas.

También pidió la incorporación de la Policía de Control de Drogas en este tipo de investigaciones.

Otro tema que para Alvarado es importante modificar, se relaciona con la cantidad de copias de las grabaciones de escuchas que se debe tener —el juez, el fiscal y la policía—. En este punto fue claro en que es peligroso que se cuente con muchas copias.

“No es recomendable abrir la posibilidad de fuga de información. Muchas manos con dominio sobre la información puede hacer que esta se fugue y no nos conviene desde el punto de vista táctico”, explicó.

Especificó que el Centro Judicial de Intervención de las Comunicaciones que estará a cargo del Poder Judicial ya cuenta con sus instalaciones, las que funcionarán las 24 horas al día, donde se podrá garantizar el proceso constitucional de intervención de las comunicaciones.