Atrayendo Inversión Tecnológica: Investigación, no maquila.

Microsoft anuncia la apertura de un centro de investigación en Brasil, invirtiendo $100 millones. Este es el cuarto país  con un centro similar en el mundo, luego de Alemania, Israel y Egipto. Brasil no es entonces visto como un lugar donde vende o manufactura productos (el ejemplo de los XBox), sino también como un lugar donde se puede realizar investigación e innovación. Este logro se dio por esfuerzos y negociaciones entre el gobierno Brasileño y Microsoft, que apoya tales iniciativas y hasta tiene convenios con universidades para dar apoyo a la investigación de programas doctorales.

Este es el tipo de inversión tecnológica que debemos atraer. Costa Rica tiene una población mucho menor que la mayoría de los países que están apostando al desarrollo tecnológico. La Ziff Davis, en su estudio del 2005, indicó que Costa Rica era el tercer lugar en el mundo con potencial de outsourcing, pero que caería en 10 años porque no tenía gente. Esa era una proyección tomando en cuenta que nos dedicábamos a la maquila de software, y que no éramos competencia, en cantidad de manos, para países como la India y China. Sin embargo, la calidad científica y tecnología de nuestro país y nuestros jóvenes no para menospreciar: tenemos muchas empresas ya de renombre, dando de qué hablar en términos de calidad en desarrollo. Pocos cerebros, cierto, pero que descollan.  (Lastimosamente, la gran mayoría está concentrada en la meseta central).
Pensar en reducir los porcentajes de desempleo consiguiendo puestos no calificados orientados a la maquila, no es la solución. Estaremos mejorando los porcentajes pero de una manera estética, sin solucionar el problema. Necesitamos una iniciativa de preparación para exportar conocimiento y atraer inversión en desarrollo e investigación. No podemos competir en cantidad de manos, pero si se podría en calidad de cerebros. Para esto debemos:

  1. Motivar a los jóvenes a continuar sus carreras, creciendo, logrando maestría y doctorado, no quedándose en trabajos de call centers ni maquila de tecnología o software.
  2. Presentar al país como un “hub” de investigación y conocimiento. Esto es, posicionarlo como centro de conferencias, incrementar la exposición de investigaciones en centros académicos, reforzar las labores de innovación (en Australia por ejemplo, da incentivos de reducción de impuesto por horas dedicadas a la investigación y al desarrollo riesgoso).
  3. Realizar esfuerzos de cooperación y conversaciones con los grandes de la tecnología para que inviertan en investigación. Microsoft, Intel, IBM y HP están esperando para oír propuestas.
  4. Incorporar a las zonas rurales con la descentralización de carreras tecnológicas e ingenierías, promoviendo el desarrollo de centros de trabajo en tecnología en dichas zonas (más que solo recetar capacitación en turismo).
  5. Incrementar la propuesta de estudios superiores y que las universidades realicen convenios de cooperación e investigación con sus iguales alrededor del mundo.
  6. Utilizar la tecnología en le gestión gubernamental, la educación, la transparencia y la estrategia y toma de decisiones. Que se note que es un país capaz de generar y tomar ventaja de la tecnología.

Tenemos cosas increíbles que pueden servir de atestados, tales como la firma digital (pocos países en el mundo la tienen y que se está extendiendo), investigación espacial, estabilidad social, etc. Necesitamos poder vendernos y apostar por un futuro. Claro, hay que reforzar muchas otras áreas: el turismo debe seguir, con tanta importancia como la agricultura de auto subsistencia, la calidad de nuestro café, etc.

Esto no será una apuesta, es una inversión (me atrevería a decir) de bajo riesgo para con nuestro futuro.