Magistrado Sobrado: 0.19% del PIB es demasiado para deuda política

Magistrado Luis Antonio Sobrado

San José.- Si bien fue claro en insistir que es responsabilidad de la Asamblea Legislativa decidir si disminuye el monto de la deuda política, el Presidente del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), magistrado Luis Antonio Sobrado, aseguró que el monto actual que reciben las agrupaciones políticas es muy alto.

A esto agregó que la institución que representa vería con muy buenos ojos el que prosperara cualquiera de las iniciativas que con el objetivo de reducir este porcentaje, se encuentran en la corriente legislativa.

Por segundo lunes consecutivo el magistrado Sobrado dio sus declaraciones en la Comisión Especial que estudia las actuaciones de los partidos políticos en la pasada campaña electoral (expediente 18114), luego que la semana anterior no se concluyera con todos los cuestionamientos que mantienen los legisladores.

El Presidente del Tribunal sostuvo que a nivel personal considera que el monto que se distribuye actualmente entre las agrupaciones que participan en la contienda electoral —0.19 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) — “es mucho dinero”.

Como la semana anterior, Sobrado propuso nuevamente el uso de las franjas electorales en los medios de comunicación para que todos los partidos tengan acceso a ese tipo de propaganda.

“Lo que se propone… es que los empresarios de radio y televisión cedan gratuitamente a favor de los partidos y como parte de su derecho a usar un bien del Estado, —como lo es el espectro electromagnético—  tengan la obligación de ceder ese espacio para colocar propaganda de partidos…”

Aclaró que la intervención del TSE sería en la distribución de los espacios, esto significaría mayor equidad en la contienda, pero también campañas más baratas, de menor impacto para el Estado y menos presión financiera para los partidos, con la consecuente disminución de la dependencia respecto de los grandes contribuyentes.

Otro de los temas a los que el Magistrado Sobrado hizo serias críticas se relaciona con los certificados  o bonos de la deuda política, a los que calificó como “un factor básico de opacidad financiera”.

De acuerdo con el Presidente del TSE como no hay un límite para la emisión de bonos de la deuda —se emiten de acuerdo a las expectativas que tienen los partidos— estos se convierten en “un instrumento inequitativo de financiamiento; una manera de legitimar donaciones ilegales y tienen valor para los partidos grandes pero no para los pequeños ni emergentes”.

De acuerdo con los datos suministrados por el visitante, tanto en la campaña política del 2006 como en la del 2010 las agrupaciones participantes en la contienda emitieron bonos por el doble de lo que recibieron por contribución del Estado “lo que permite ilustrar lo que vengo diciendo”, afirmó el visitante.