Trámites en 24 horas: Beneficios de Tecnología y Firma Digital

La Nación publica una excelente nueva: El Municipio josefino ofrece dar patentes y permisos en 24 horas. El de Alajuela parece que será el siguiente en ofrecer ese servicio. De la noticia hay un par de cosas que es importante destacar.

FirmaDigital

La primera es que esto es una prueba de cómo la eficientización de trámites es posible, máxime si se estudia el proceso del trámite para hacerlo liviano y se utiliza la tecnología de forma inteligente en su dimensión operativa (la tecnología de información también puede trabajar a nivel táctico y estratégico).

Lo segundo es el uso de la firma digital. Dentro de las excusas esgrimidas por quienes ponen peros en usar la tecnología como el internet para eficientizar los procesos de cara al cliente, está el de no tener forma de validar la identidad del mismo. La firma digital viene a suplir justamente esa deficiencia. Respaldada por la ley, la posibilidad de la firma digital de certificar la identidad del usuario abre una puerta enorme, dando la capacidad a las instituciones de brindar casi que todos los servicios que requieren identificación por medios digitales.

¿Por qué no se hace entonces de forma general? Espero que esta noticia sea la punta de iceberg que nos dé esperanza de ver más trámites y servicios eficientizados en el futuro. Pero también es cierto que las posibilidades que brinda la firma digital no son bien entendidas por todos. La decisión de dar el proyecto de implementación de la firma digital al Banco Central (más por capacidad tecnológica que por responsabilidad) ha causado un poco de confusión entre las personas. Muchos aún creen que la firma digital es sólo para ser usada en banca, y los bancos están muy claros que sus servicios no la requerirán en masa.

Por otro lado, existe la excusa de que no se crea el servicio digital porque la firma digital no está lo suficientemente masificada. Obligar al usuario a obtener su certificado les parece un costo muy grande para un uso limitado. Por eso mismo la banca no lo ofrece o requiere a todos sus clientes.

Al momento de lanzar la firma digital, se prometió que los certificados iban a ser incoporados en la misma cédula de identidad, un proyecto que ya estaba en estudio. Esta sería genial para lograr la masificación. Pero aún no hay noticias sobre eso.

Entonces, hay un ciclo de negación aquí: la gente no adquiere su certificado porque no lo necesita, y no se crean servicios porque no hay mucha gente que tenga el certificado. Hay que romperlo y la mejor manera es creando dichos servicios a pesar de tener poca demanda inicial. Mientras más servicios, como éste de trámites josefinos, incorporen el uso del certificado de firma digital, más se creará cultura y más costarricense tendrán esta herramienta de identificación:  es una bola de nieve que tenemos que comenzar a rodar.