Chinchilla promoverá medidas contra altas tasas de interés y para variar fijación de precio de combustibles

San José.- En el marco de la donación de equipo médico a la Fuerza Pública, la presidenta de la República, Laura Chinchilla Miranda, expresó la profunda preocupación con que el Gobierno  viene observando el comportamiento de los precios de los combustibles y de las tasas de interés y anunció la adopción de medidas.

En relación con las tasas de interés, la Mandataria destacó cómo las mismas han subido a niveles inusualmente altos, llevando la Tasa Básica Pasiva a un punto que no se puede explicar de acuerdo con variables como la actividad económica, el déficit fiscal, la liquidez o la inflación, la cual es la más baja de los últimos 40 años.

Llama la atención la Presidenta, sobre el hecho de que es la primera vez desde la existencia de la Tasa Básica Pasiva que los bancos del Estado están pagando, en promedio, tasas de interés superiores a los bancos privados, mutuales y cooperativas teniendo los primeros la garantía del Estado.

Al respecto indicó que “pese a las reformas experimentadas por la banca pública y a la necesidad de que consideren aspectos comerciales y de utilidad en sus operaciones, no pueden olvidar su deber de servicio social en beneficio de la economía y del bienestar de la comunidad, con abstención de propósitos exclusivos de lucro”.

Y es que tal y como recordó, cada punto porcentual de aumento en las tasas de interés tiene un costo a los deudores de  ¢60.000 millones y al Estado en su propia deuda ¢20.000 millones.  Esto afecta negativamente la inversión, el gasto en consumo de las familias deudoras, y por lo tanto la actividad económica y el empleo.

Frente a esta preocupante situación, la Presidenta Chinchilla anunció un estricto proceso de monitoreo por parte del Gobierno de la República y no descarta la adopción de medidas al respecto.

En relación con el precio de los combustibles, la preocupación de la Gobernante se centró fundamentalmente en el mecanismo que se sigue para fijar los mismos.

“Es éste un procedimiento que no permite administrar los ajustes por concepto de cambios en los precios internacionales de los hidrocarburos. La obligación de realizar consultas, aún cuando los ajustes sean en beneficio de los consumidores, atrasa de manera innecesaria el pronto traslado de los beneficios a los consumidores cuando los precios internacionales tienden a bajar. Además, lo engorroso y lento del mecanismo actual, propicia la especulación, todo en detrimento de la economía nacional y de la economía familiar”, manifestó Chinchilla.

Ante esta situación, la Presidenta manifestó que “estos procesos legales y administrativos resultan contrarios al interés público y ameritan reformas legales para cambiar el procedimiento y ajustarlo a lo que ocurre en el resto de las naciones del mundo”. El proyecto de ley, según anunció, se estará presentando el martes 30 de octubre, luego de la sesión de Consejo de Gobierno.