“La Gran Vía”… “El Gran Acierto”

Sí “La Gran Vía” fuera producto de nuestra tierra y nuestro tiempo sin duda alguna llevaría por título: “La Trocha Fronteriza” o “El Barrio Chino”. Sumado al hecho de que sin duda el humor sarcástico y satírico de esta zarzuela es completamente acorde al humor con el que los ticos acostumbramos reírnos de nuestra realidad nacional a fin quizás evitarnos tener que llorar; esto es lo que a largo de la historia ha sido siempre factor que no es común en todas las grandes obras,  que no es otro que la habilidad del autor (“Los”) en este caso que la idea para plasmar en un marco de tiempo y lugar determinados una temática a temporal y universal permitiendo que públicos de diferentes nacionalidades y edades, disfruten y comprendan su creación  indistintamente de cuantas décadas separen a la audiencia del autor original.

María Fernanda Aguiluz, Isabella Carabaguíaz, Sofia Castillo, Ariana Castillo, María Paula Chavarría, José Manuel De La Rocha, Sebastián Del Toro, Samuel Gómez, Irina Saborío, Florencia Hernández, Isabella Quirós, Cristiana Ureña con Libny Vargas.

Tuvimos el gusto el pasado domingo de presenciar un excelente montaje de la Ópera de Cámara de Costa Rica de esta zarzuela de Federico Chueca y Joaquín Valverde con libreto de Felipe Pérez y González. Las limitaciones de presupuesto y demás inconvenientes característicos de un gobierno que no suele apoyar la producción artística,  no fueron obstáculo para que ellos, en coproducción con el Teatro Nacional, dieran a luz esta bella creación que aún con algunos tropiezos completamente  lógicos yo continué aplaudiendo a la hora de escribir está nota; quede ampliamente impresionado por las voces de los cantantes, en especial, e inevitablemente por la de Anayanci Quirós. Me sorprendió igualmente no solo encontrar grandes cantantes, sino también, grandes actores como los casos de Erich Gómez y Marvin Hernández en sus papeles de el “Paseante y el Caballero de Gracia” respectivamente. Personajes que roban el corazón en esta zarzuela son muchos y cada uno de los interpretes supo lograrlo a su manera como lo hicieron cada una de las tres ratas: Jorge Arturo Morales, José Luis Gutiérrez y Gabriel Morera, quienes no pararon en su interpretación de arrebatar las carcajadas al publico y por supuesto, no podemos terminar sin mencionar a los grandes favoritos de la noche los y las adorables Marineritos.

Una producción muy bien lograda que me encantaría volver a presenciar, tendré que esperar, sin embargo José Luis Gutiérrez me comento que la Opera de Cámara de Costa Rica está gestando una nueva creación que muy pronto veremos en las tablas.

Desde acá y a la distancia un nuevo aplauso a mis nuevos amigos de Ópera de Cámara de Costa Rica y al Teatro Nacional y a todos ustedes les recuerdo que aún continúan las presentaciones del 115 Aniversario, cada una de ellas con sello garantizado de calidad artística, así que no se las pierdan, allá nos vemos.

 

Saludos y Bendiciones.

Jorge Jefferson

Síguenos  en Facebook en: “Tractores y Violines” “Haz Click”