Aprueban Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales

Diputada Marielos Alfaro Murillo

San José.- La Comisión Permanente Especial de Relaciones Internacionales y Comercio Exterior  le dio dictamen afirmativo al expediente 18404 que contiene la Aprobación del Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, impulsado por las Naciones Unidas.

Dicho Protocolo tiene como objetivo fundamental hacer operativa la aplicación de la Ley 4229 que está vigente desde diciembre de 1958, en la que se establece un pacto entre los países para que estos respeten los derechos mencionados de todas las personas.

La ley indicada establece el derecho que tiene toda persona a poder gozar de condiciones de trabajo equitativas y seguras. “Es la ONU (Organización de las Naciones Unidas) impulsando el derecho de los trabajadores a sindicalizarse”, explicó la legisladora del Partido Movimiento Libertario, Marielos Alfaro Murillo.

Explicando los alcances de la iniciativa, agregó que otro de los derechos que se establece como obligatorio para todos sin ningún distingo, es a la salud, a través de la seguridad social.

La legisladora libertaria manifestó algunas preocupaciones por los alcances que tiene este protocolo, ya que establece muchos derechos para todas las personas, pero no indica la forma en que impacta a los países que, como el nuestro, acogen una gran cantidad de migrantes, con enorme peso dentro del sistema social solidario.

“Costa Rica ha vivido el mejor ejemplo del impacto económico y social que han tenido las migraciones”, sostuvo la libertaria, quien agregó que “conozco muchos nicaragüenses que emigraron y que no están en condiciones de legalidad, trabajando en las fincas de la zona norte y sin embargo, a la hora de requerir servicios médicos, son atendidos en los respectivos centros sin costo alguno”.

“Toda esta inmigración tiene impacto económico y social sobre la prestación de servicios, educación y salud…pero en ningún momento se indica cómo los países que no están en condiciones económicas tan boyantes, enfrentan una realidad muchísimo más difícil de cumplir”, sostuvo Alfaro Murillo.

Uno de los aspectos que menos le gusta a la legisladora libertaria es que el Protocolo permite la posibilidad de que se denuncie a las naciones que no cumplen con las responsabilidades.

Indicó que dadas las diferencias socioeconómicas de cada uno de los países firmantes, a quienes les corresponda valorar el cumplimiento de esos compromisos deberán hacerlo teniendo muy claro que muchos de ellos puede que no hayan cumplido.