Auditor debió rastrear información sobre la trocha fronteriza

San José.- El Auditor del Consejo Nacional de Viabilidad (CONAVI), Reynaldo Vargas, manifestó que envió a Manuel Serrano, miembro de la Comisión de Emergencia que ejecuto las obras de la Trocha Fronteriza, a  relaciones Laborales, para que se le abriera un procedimiento administrativo, por obstruir la labor de la Auditoria al no entregar la información relacionadas a las obras de la carretera en la frontera norte, indica una nota de Armando Alonso González, del departamento de Prensa de la Asamblea Legislativa.

Vargas compareció esta mañana, ante los miembros que integran la Comisión Permanente Especial de Control de Ingreso y Gasto Público, en compañía de Carlos Solís, Director del Departamento Financiero, Gabriela Trejos de Gestión de Asuntos Jurídicos y Mónica Moreira Directora de Planificación, todos del CONAVI.

“El 24 de abril de este año mandamos al señor Serrano a Relaciones Laborales para que se le abra un procedimiento administrativo por obstruir la labor de la Auditoria y no entregar la información y adicionalmente incumplir un acuerdo del consejo de Administración”, comentó el Auditor de la institución.

El compareciente indicó que desde el mes de setiembre del año pasado empezaron con la gestión de buscar información relacionada con la construcción de la trocha fronteriza, sin embargo mencionó que hasta tuvieron que hacer “fijos” al señor Miguel Ramírez y Manuel Serrano de la Comisión que se creó para tal fin, para hablar con ellos y adquirir la información, pero no obtuvieron resultados positivos debido a que cuando eran localizados decían que iban a reuniones a Casa Presidencial.

“Hay dos situaciones diferentes, una es cuando yo mando a pedir la certificación del expediente el 21 de noviembre del 2011 donde Miguel Ramírez me manifiesta que era secreto de Estado, enfáticamente le digo que si tienen la documentación, el decreto o lo que considere pertinente para rebatirme  sí es secreto de estado, no me envió ninguna información porque no tenían ningún respaldo para manifestar eso”, sostuvo el compareciente”, señaló el auditor.

Ante tal situación manifestó que el departamento de Auditoria de la institución continuó insistiendo en solicitar la información de la trocha fronteriza, fue cuando se logró que los encargados se comprometieron a enviar 100 expedientes por semana con la información de los cuales enviarían 50 cada semana, situación que no se ha dado.

“Nosotros redactamos un informe y en términos generales  en los expedientes venían información relacionada a subarrendar maquinaria, y los informes diarios de control”, acotó.