95 mil estudiantes se beneficiarán con instrumentos musicales

katherine.diaz.rojas@mep.go.cr

Tocar instrumentos como el saxofón, la organeta, la guitarra electroacústica, los bajos eléctricos o la batería; formar bandas de garaje u otras agrupaciones musicales y disfrutar haciendo música en las aulas ya es una realidad para miles de estudiantes de centros educativos públicos del país.

El Ministerio de Educación Pública (MEP) beneficia este año a cerca de 95 mil estudiantes, de 168 escuelas y colegios del país, con una dotación de instrumentos musicales, en una primera fase, cuya inversión ronda los ?100 millones.

Los esfuerzos no cesan y la cartera de Educación continuará el apoyo en una segunda entrega, este 2012 con la que se beneficiará al menos a 130 centros educativos, con un presupuesto cercano a los ¢81 millones.

Es decir, durante este año, con las dos entregas, se verán favorecidas más de 198 instituciones educativas, con un monto aproximado de ¢181 millones.

Con la compra de instrumentos, el MEP busca que los y las estudiantes cuenten con los recursos necesarios para desarrollar sus destrezas y habilidades, así como que participen activamente en la construcción de su identidad y de la ciudadanía joven, en un sentido pleno e integral.

Este jueves 20 de setiembre, la Presidenta de la República,  Laura Chinchilla, y el Ministro de Educación Pública, Leonardo Garnier, participaron en el Acto de Entrega Oficial de Instrumentos Musicales, que se realizó en el Anfiteatro del Centro Nacional de la Cultura (CENAC), con la participación de un nutrido grupo de estudiantes, profesores, autoridades educativas y gubernamentales.

La presidenta destacó que a lo largo de su administración se han destinado ¢800 millones en compra de instrumentos musicales para los centros de educación, Chinchilla adujo que esto evidencia  el esfuerzo del Gobierno por ofrecer a los jóvenes una educación integral.

“Queremos que ellos puedan lucirse haciendo lo que les gusta y lo mejor que saben hacer, pero estamos satisfechos, porque hemos visto que con esa misma disciplina con que aprenden a tocar un instrumento los lleva también a ser más disciplinados en la atención de las otras materias”, dijo Chinchilla.

Esta  entrega de instrumentos se enmarca en el Proyecto Ética, Estética y Ciudadanía impulsado por el MEP desde el año 2006, a través del cual se han incorporado reformas educativas curriculares y extra curriculares, que buscan una educación integral para una  vida  más plena y para una mejor convivencia. Entre las asignaturas remozadas destacan: Educación Cívica, Educación Musical, Artes Plásticas, Educación Física y actualmente Educación para la Vida Cotidiana.

La dotación de instrumentos viene a complementar el esfuerzo ministerial en la aplicación y consolidación de los nuevos Programas de Estudio de Educación Musical, vigentes en las aulas desde el 2009, además, apoya los espacios extracurriculares como el del Festival Estudiantil de las Artes (FEA) y otras iniciativas impulsadas por el MEP en las cuales se potencia el talento artístico, la expresión y la convivencia en la niñez y juventud costarricense.

Para Leonardo Garnier, ministro de Educación, es esencial que el estudiantado disfrute, aprecie, entienda el arte, pero sobre todo, que se exprese artísticamente: “La práctica musical no es solamente para virtuosos o prodigios. Es para todas y todos. Nuestros estudiantes tienen un potencial expresivo y creativo, una historia, necesidades, aspiraciones, opiniones, que pueden canalizar, expresar, y potenciar por medio de la práctica musical. Esta entrega es un reconocimiento a los esfuerzos institucionales hechos hasta ahora por algunos centros educativos y un incentivo para que continúen y amplíen sus iniciativas”, destacó.

Allison Cortés, estudiante de sexto grado, en la Escuela de Gurararí, tiene 2 años de ser parte de la Banda de la institución: “Agradezco al Ministerio por tomarnos en cuenta y habernos entregado instrumentos musicales que nos han permitido participar, expresar, compartir, hacer amigos y aprender”.

La selección de las instituciones beneficiadas con los variados instrumentos fueron seleccionadas tomando en cuenta algunos criterios, como: que han destacado en la aplicación cabal del nuevo  Programa de Estudio de Educación Musical en Ética, Estética y Ciudadanía; han sobresalido, a través de sus agrupaciones artísticas, en la participación en el FEA; han construido proyectos institucionales que buscan la identidad y permanencia del estudiantado en el Centro Educativo o; bien, sobresalen por su trabajo en el Programa  Convivir y no cuentan con instrumentos.

Por su parte, Berny Ureña, estudiante de sétimo año, del Colegio Experimental Bilingüe de Palmares, es uno de los colegiales beneficiados: “Me siento feliz, tocar el saxofón es mi mejor pasatiempo, me ayuda a quitarme un poco el estrés, además, ahora las clases de música son bonitas, aprendemos con instrumentos en el aula”.

Desde 2008 hasta la fecha, el Ministerio ha invertido en la compra de instrumentos musicales un monto aproximado de ?800 millones.