Los americanos ganaron 45 años de esperanza de vida

Por su importancia, reproducimos el siguiente artículo del medio digital Terra sobre avances importantes en salud, pero también inequidades que no hemos podido superar.

 En 1900 la expectativa de vida era de 29 años, en 2012 es de 74 años.
Un habitante del continente americano tenía una esperanza de vida de 29 años en 1900, y 110 años más tarde esa cifra se duplicó ampliamente, hasta los 74 años, según un informe especial publicado este martes por la organización de salud más antigua del planeta, la OPS.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) cumple 110 años en 2012 y esta semana lo celebra en el marco de una asamblea ministerial en su sede en Washington.

Las diferencias entre el norte y el sur del continente se van reduciendo, constata la OPS, pero lo más preocupante son las diferencias que subsisten entre países vecinos de América Latina, a pesar de índices de desarrollo mucho más parecidos que entre Estados Unidos y el resto de la región.

Un chileno tiene una esperanza de vida de 79,2 años, mientras que para un boliviano es de 66,8 años.

“Estas diferencias también se reproducen hacia el interior de los países”, resalta el informe Salud en las Américas.

En Colombia, la mortalidad de los menores de cinco años en 2010 fue 111,3 veces mayor en el quintil (quinta parte) de la población más pobre, comparado con el más rico.

La migración, la urbanización y el envejecimiento de la población marcaron el paso del siglo en la región. En América del Norte el 82% de la población vive en ciudades, en América Latina y el Caribe el 79%.

Son las tasas de urbanización más elevadas del mundo. Y otro fenómeno está acercando poco a poco a las dos mitades, norte y sur del continente: la vejez.

En el continente americano vivían hace dos años 940 millones de personas (194 millones en 1900). De esa cifra, poco más de 100 millones tenían más de 60 años.

“Para 2020 se espera que esta cifra se duplique y más de la mitad de los adultos mayores vivirán en América Latina y el Caribe”, explica el texto.

El 69% de quienes nacen en América del Norte vivirán más de 80 años, en el resto del continente lo hará un 50%.

América Latina y el Caribe se acercó también a Canadá y Estados Unidos en tasas de mortalidad infantil, con el resultado de que en 2010 el 98% de los recién nacidos llega a cumplir el año de edad. Hace cien años sólo lo lograba el 75%.

Pero de nuevo, las diferencias son sustanciales entre países: en Cuba la estadística oficial es de 4,8 niños muertos al nacer de cada 1.000; en Chile 7,8, en Nicaragua 33, en Bolivia, 50 de cada 1000 (cifras de 2009).