Pérdida irreparable para el periodismo, por Alicia Fournier Vargas – Diputada

El periodismo nacional ha sufrido una pérdida irreparable. Nos ha dejado uno de los periodistas y empresarios que marcó significativos hitos durante la segunda mitad del siglo XX.

La introducción de nuevos enfoques en la prensa escrita y la atención de un importante sector de la población, que por muchos años permaneció desatendida por los medios informativos, fue la obra más relevante de don William Gómez Vargas.

Reconocido por algunos como hombre polémico por el giro periodístico y por sus éxitos empresariales, supo crear, desarrollar y consolidar el Grupo Extra.

Impulsó el Diario Extra haciéndolo llegar al pregón a los lugares más recónditos de nuestra geografía, así como a los lectores de todos los sectores sociales y culturales.

Mantuvo la línea editorial y el estilo propio de  La Prensa Libre, diario emblemático en nuestra sociedad.

Creó el Canal 42, abriendo una opción adicional a los medios televisivos tradicionales, al igual que Radio América.

Don William Gómez abarcó la amplitud de los medios de comunicación, conjugando la prensa escrita, la radio y la televisión.

Fiel a sus principios democráticos e incansable luchador y defensor de la libertad de prensa fue galardonado en varias ocasiones por su labor como comunicador y por haber generado lo que definió como un “periodismo para el pueblo”.

En tiempos como los que vivimos, en los cuales los medios de comunicación se han tornado cada vez más críticos en torno al sistema político, la libertad de prensa juega un rol fundamental.

Los comunicadores desde cualquier lugar que sea, tenemos la obligación y compromiso ético de buscar la verdad.

Debemos trabajar arduamente en el fortalecimiento de nuestra democracia y la revaloración de los principios que la fundamentan.

La labor del periodista encierra una gran responsabilidad ciudadana al informar y educar, tareas ambas cotidianas y permanentes.

Al despedirnos de don William Gómez, tenemos que reflexionar, valorar y aprender.

El legado que él nos deja tendrá que permanecer, robustecerse y  renovarse.

Los tiempos cambian y a pesar de ello, figuras como la que se ha ido, quedarán en el recuerdo de quienes tuvimos el honor de conocerle.

Para su familia, en especial a su hija y actual gerente del Grupo Extra, Iary Gómez, sus colaboradores, así como a sus amigos, mis muestras de sentido pesar.