Presidenta ordena revisión minuciosa del Hospital Monseñor Sanabria

Puntarenas, Costa Rica.- El acceso al Hospital Monseñor Sanabria, en Puntarenas, está cerrado hasta que las autoridades correspondientes anuncien que no existe riesgo alguno sobre la vida y la integridad del personal médico y de los pacientes.

Así lo informó esta tarde la presidenta de la República Laura Chinchilla durante la inspección que realizó en este centro médico.

También fue enfática al anunciar que su Gobierno está enfocado en velar por la parte de infraestructura social, especialmente en las áreas de salud y educación.

“Estamos solicitando a los  jerarcas y a los comités locales que nos ayuden a identificar cuál es el nivel de trabajo que nos espera y cuáles son las inversiones que tendremos que colocar sobre la mesa para establecer prioridades”, manifestó la Mandataria.

Por esta razón, solicitó tanto a funcionarios como dirigentes políticos y sindicales ser pacientes y comprensivos hasta que el equipo de expertos que debe articular la presidenta ejecutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social, Ileana Balmaceda, realice un análisis detallado de los daños e indique si hay espacio para ajustes o mejoras.

“Hasta que no tengamos una resolución oficial de cuánto sería la inversión o sí tiene sentido invertir acá o no, iremos trabajando paralelamente en escenarios alternativos”, indicó la Presidenta.

De igual forma comunicó que en estos momentos su Administración trabaja un empréstito con el Banco Mundial para poder financiar aquella infraestructura que el Estado no puede hacer con recursos normales “de manera que ahí, posiblemente, se puede dirigir algo para atender la situación de Puntarenas”.

También aprovechó para manifestar al personal del Hospital Monseñor Sanabria su admiración por la valentía, el orden y la entrega con que atendieron la emergencia.