CAPSULAS LEGISLATIVAS: por el buen entendimiento

A pesar de los pronósticos pesimistas, el recién concluido período de sesiones extraordinarias produjo algúnos resultados importantes, ello en cuanto a alcanzar los consensos para la aprobación de proyectos tales como Eurobonos, Transparencia Fiscal, Fortalecimiento de la Gestión Tributaria y la Ley para la preservación del uso agropecuario de los terrenos y la moratoria de dos años que evitará los desalojos en zonas costeras, marítima terrestre y patrimonio natural del Estado.

La deuda sin embargo quedó en cuanto a la votación del proyecto de ley 17.777 que pretende regular la investigación biomédica en Costa Rica, el cual lleva más de dos años de discusión, obedeciendo a solicitud de la Sala Constitucional en el año 2010, en respuesta a una acción de inconstitucionalidad interpuesta en el año 2003, que como resultado paralizó las investigaciones en este campo. A ello se agregó la incapacidad para aprobar el ingreso y atraque en territorio nacional de un buque de la Marina de los EUA, participante en las operaciones navales contra el narcotráfico.

A la aprobación de proyectos, se suma el trabajo de control político, centrado fundamentalmente en las Comisiones que estudian el financiamiento y uso de los fondos en los últimos procesos electorales y la que investiga lo relativo a la construcción de la trocha en la frontera norte del país.

Lo que resalta una vez más en el quehacer legislativo, es la potestad práctica que permite el actual Reglamento, para que Legisladores de manera individual logren paralizar los procesos de votación de proyectos, presentando numerosas mociones y dedicando tiempos interminables al uso de la palabra.

Lo anterior, continúa siendo una preocupación permanente sobre el derecho de las minorías parlamentarias, frente a la voluntad mayoritaria, que ve truncados acuerdos y consensos debido a la utilización de resquicios reglamentistas, por algunos catalogados como anacrónicos en el parlamentarismo moderno.

El período de sesiones que se inicia,  encierra nuevos retos a menos de dos años para que concluyan su labor Diputados y Gobierno, habrá que ver si en el tiempo que resta primará el sentido común y el interés nacional, demandado por la ciudadanía.