Inauguran centro médico en Ciudad de los Niños

Cartago.- La presidenta de la República, Laura Chinchilla Miranda inauguró esta mañana el centro médico y la nueva residencia de la Ciudad de los Niños ubicada en Cartago.

Esta institución brinda techo y formación integral a  niños y adolescentes en riesgo social. La  construcción de la residencia “Limón”, la clínica de salud “San Ezequiel Moreno” y las oficinas administrativas representa una inversión de ¢238.329.131 y se inauguran en un año especial en la historia de esta institución, pues hace 50 años, en una ceremonia similar, se inauguraban los primeros cinco edificios de la Ciudad de los Niños.

Adicionalmente el Gobierno le asignó una partida  especial de 174 millones en el último Presupuesto Extraordinario de la República para financiar los gastos de operación de este centro de formación.

“Estamos invirtiendo en lo mejor que puede invertir cualquier gobierno en nuestro país que es en educación y que es en nuestros niños, nuestras niñas y nuestros jóvenes, señaló la Mandataria.

Asimismo, la Gobernante destacó que para avanzar como país y hacer que Costa Rica siga siendo una nación tan bendecida como lo ha sido a lo largo de tantos años, depende no solamente del Gobierno, sino también de las instituciones gubernamentales y no gubernamentales y,  por supuesto, de las familias de Costa Rica.

“Podemos hacer mucho más de lo que un gobierno tenga voluntad de hacer, si invertimos en nuestra gente, si logramos tratar de formar buenos ciudadanos, ciudadanos responsables con un gran fervor cívico, que sepan que muchas de las soluciones dependen de los esfuerzos individuales que todos los días del año podamos sumar. Un país y una nación se construyen con los esfuerzos de todos y cada uno de nosotros”,  indicó la Presidenta.

A la fecha la Ciudad de los Niños alberga cerca de 400 menores en estado de pobreza, pobreza extrema, vulnerabilidad social y desintegración familiar, quienes día a día realizan sus estudios de secundaria, aprendiendo un oficio técnico que facilita su incorporación en el mundo laboral.

“Aquél sueño llevado por el esfuerzo del pueblo, la Iglesia y el Gobierno sigue siendo un proyecto vivo que crece diariamente, como expresión real de la solidaridad hacia el sector de la población en el que basamos grandes expectativas de superación y desarrollo técnico, humano y espiritual, finalizó la Señora Presidenta.