¿Fotocopiado o Piratería?

Fui representante del FCE (Fondo de Cultura Económica) para Costa Rica hace varios años y también soy escritor, aunque tengo más de 13 años sin publicar, y el tema de los Derechos de Autor es un punto que siempre me ha llamado la atención y resumiré mi visión al respecto en estos puntos al tiempo que el movimiento: “Fotocopiando para Estudiar y por el Derecho a la Cultura” calienta sus maquinas en el pretil de la UCR:

SOBRE EL AUTOR Y SU OBRA: Es muy probable que pocos, por no decir ninguno, de los que en este momento están uniéndose a la marcha hayan alguna vez en su vida publicado un libro, pues cualquiera que en algún momento lo haya hecho sabe el trabajo esfuerzo, dedicación y disciplina que requiere (Mi novela: “El Hombre del Cigarro”, edición que se vendió integra en Librería Internacional, llevó más de 2 años para su conclusión, por poner mi ejemplo personal) la publicación de una obra de carácter académico lleva un esfuerzo adicional por su línea, ese es tiempo y trabajo y como tal tiene un costo para el autor que merece de respeto por parte del lector. Suena muy loable el postulado de “Libertad de información y conocimiento” dudo que si alguno de los dirigentes de este movimiento publicase algo estarán dispuestos a regalar su trabajo, suena crudo pero es la realidad, el tiempo y el trabajo valen y es justo que sea recompensado, si el autor por su parte está dispuesto a ceder su obra y ponerla en “Dominio Público” para que cualquiera la fotocopie sería decisión del autor, no de los lectores. Este punto los organizadores del movimiento “Fotocopiando para Estudiar y por el Derecho a la Cultura” lo comprenderán el día que tengan la capacidad intelectual y académica para dar ese paso.

UN CIRCULO VICIOSO: El mundo editorial y el precio de los libros se calcula de una forma muy sencilla que es determinada directamente por el volumen de impresión, o sea como es fácil comprender entre más ejemplares es más barata la unidad; el fenómeno que se da con la piratería o fotocopiado es muy sencilla de comprender: Al más personas fotocopiar sus libros menos las compran lo que aumenta el precio de los ejemplares, lo cual a su vez da al consumidor un argumento “valido” para optar por la fotocopia pues “Los libros son muy caros” con lo cual el fenómeno se repite y de nuevo el precio del ejemplar aumenta. De forma que si alguien se pregunta: ¿Por qué los libros son tan caros? La respuesta es simple y en dos partes: 1- Porque cada vez menos personas leen y 2- Porque cada vez más personas optan por la piratería.

HECHO YA SABIDO: Para nadie es un secreto que la piratería es un negocio que genera anualmente multi-millonarias pérdidas al sector artístico, música, literatura y cine, permitiendo que los artistas y productores pierdan mientras un grupo de parásitos se llena los bolsillos con su trabajo, pues obviamente la fotocopiadora no hizo el mínimo esfuerzo para obtener la obra concluida, pero si cobra por reproducirla, si eso no es ROBO, no sé que sea.

FOTOCOPIADO CON FINES EDUCATIVOS: Como bien señala el Sector Empresarial: “La “excepción académica” ya está protegida por los artículos 9 Bis y 10 del Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas (suscrito por Costa Rica), así como el artículo 73 de la ley 6.683 de Derechos de Autor y Conexos y el artículo 58 de la ley Nº 8.039 de Procedimientos de Observancia de los Derechos de Propiedad Intelectual” sobre esto no hay nada que discutir, es permitido y aceptable que se fotocopien segmentos de obras de estudio con fines educativos, no así obras completas. El clonaje es un crimen, “Robo” como ya señalé y en mi opinión las antologías el resultado de un profesor sin la debida bibliografía.

DESPENALIZACION Y EL NEFASTO PORTILLO: La insistencia del movimiento: “Fotocopiando para Estudiar y por el Derecho a la Cultura” por “despenalizar” me crea grandes inquietudes sobre sus verdadera intensiones y sobre quienes realmente se encuentran detrás de él, pues a la luz de lo sabido por los que pertenecemos al medio de la edición la “despenalización” abre un nefasto portillo legal que ataría de manos a la industria editorial y daría luz verde, en la práctica y teoría, para que se dé una “LIBRE PIRATERÍA” de todo tipo de material no solo impreso, la modificación afecta también a la música y video, ¿Es eso lo que busca en realidad el movimiento?

CONLUSIONES:

1- El clonaje de cualquier tipo de material artístico es un crimen y como tal debe ser castigado.

2- Los Derechos Educativos están firmemente establecidos en los artículos antes señalados, por lo que el movimiento “Fotocopiando para Estudiar y por el Derecho a la Cultura” luchan por algo que ya existe, aparentemente, en mi opinión, usándolo tan solo como excusa para algo más.

3- Se juega con la mente de la opinión pública, también es lo que creo, para despenalizar un negocio ilegal. ¿Cuál es el propósito?

4- Los autores, músicos y cineastas, tienen derechos que deben ser respetados y deben contar con las herramientas legales para defenderlos No nos dejemos caer en el juego demagógico del movimiento: “Fotocopiando para Estudiar y por el Derecho a la Cultura” que incluso su nombre, como es mi opinión y creo ya lo probé, es una farsa.

Saludos a todos y Bendiciones.

Jorge Jefferson

Facebook: https://www.facebook.com/jorgejeffersonpc

Twitter: @jjeffersonpc

Blog: http://jjefferson.ticoblogger.com/