Costa Rica ya tiene sus representantes para el Mundial de Robótica

San José.- La más pequeñita tiene ocho años, y el mayor tiene 19. Ellos son Dilanna Calderón y Andrés Chaves, y en el rango comprendido entre sus dos edades hay seis jóvenes más que con ellos irán en el mismo avión que los llevará al Mundial de Robótica en Malasia (WRO, World Robot Olympiad, en inglés).

Los ganadores de la III Olimpiada Nacional de Robótica posan con su Copa LEGO. Foto cortesía de MICIT.

Ellos son los ganadores en el primer lugar de sus categorías correspondientes en la final de la Olimpiada Nacional de Robótica, que se llevó a cabo este viernes 17 y sábado 18 de agosto en la Casa del Cuño, en el marco del Mes de la Ciencia y la Tecnología del Ministerio de Ciencia y Tecnología (MICIT).

Tras pasar por varias fases de competencia en los meses anteriores, hasta vivir minutos de tensión previos al juzgamiento de los jueces, estos chicos y chicas demostraron que pueden crear, programar y manipular robots con capacidades muy parecidas a las de los seres humanos. De hecho, el tema de esta tercera edición de la Olimpiada Nacional es Robots conectando personas”.

Algunos distinguían colores y reconocían obstáculos en su camino; otros tenían la capacidad de moverlos o de esquivarlos, y algunos más podían moverse con agilidad en un camino disparejo.

Los ganadores

En la categoría A, de Robot Organizador, los estudiantes Dilanna Calderón, Juan Carlos Brenes y Mariana Murillo, de la Escuela Jesús Jiménez de Cartago, obtuvieron el primer lugar.

“Tuvimos casi todos los puntos, pero no lo creíamos. ¡Fue tanta la emoción que nos pusimos a llorar!”, comentó Murillo, de 11 años. Sus compañeros tienen, respectivamente, ocho y diez años. Eran los más pequeños.

Los que seguían eran un poco más grandes; de 13, y 15 años, los hermanos José Armando y Javier Chacón, del Colegio Saint Francis, se aliaron en perfecta sintonía con Roberto Delgado, de 15 años también, y estudiante del Liceo de San Antonio de Desamparados.

“Me sorprende que los jóvenes se unan aunque sean de diferentes instituciones; no se fijan en el uniforme que tienen puesto, porque lo importante para ellos es trabajar en equipo”, describió Keilor Rojas, Viceministro de Ciencia y Tecnología.

Los hermanos Chacón y Delgado se conocieron hace algún tiempo en un curso de robótica de la Fundación Omar Dengo, y de ahí surgió su amistad. Una amistad ganadora, pareciera, puesto que ellos obtuvieron el primer lugar de la categoría B, de Robot Explorador. Así como sus pequeños homólogos, ellos tampoco podían creer que hubiesen sido los primeros, después de que su robot fallara en dos de tres rondas que definirían su puntaje.

Y en el turno de los mayores, con 18 y 19 años respectivamente, fueron ganadores Andrey Ceciliano y Andrés Chaves, estudiantes del Centro Nacional de Electrónica del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA). Ellos quedaron en primer lugar de la categoría C, de Robot Van Gogh.

De acuerdo con las reglas de la WRO-Costa Rica para esta categoría, los jóvenes participantes debían “pintar”, con sus robots, los postes de la mesa de juego con sus respectivos colores por tubos ahuecados del mismo color en el menor tiempo posible. Y ellos fueron quienes así lo hicieron.

Desde el inicio de toda la competencia, hace algunos meses, en total 240 jóvenes se inscribieron en esta Olimpiada. De ellos, 26 fueron los ganadores, y ocho irán al Mundial con los gastos pagos. Además de sus premios personales, cada uno de los ganadores de las distintas categorías recibirá kits de robótica NXT Mindstorm de LEGO, para sus instituciones, con el fin de fortalecerlas para que se sigan involucrando en esta disciplina.