El Balcón Verde se “ilumina”

El Balcón Verde, la “casa” del Partido Liberación Nacional (PLN), luce iluminado y con gran actividad todos los días lunes de cada semana. A lo interno se aprecia una dinámica interesante, caracterizada por grupos de discusión sobre una variada temática, en la que participan adultos mayores y jóvenes. Unos aportan experiencia e historia política y otros un marcado acento crítico mezclado con propuestas de renovación. La asistencia es variada, pero es notable su procedencia, con un dominio de la meseta central, pero en la que no faltan residentes de lugares tan distantes como Santa Cruz de Guanacaste. En el patrón de asistencia  es indiscutible el dominio de la juventud, que generalmente sobrepasa el 60% de los participantes.

La temática gira en torno a los retos del país, de los cuales no escapa el PLN. Para el lunes ayer (13/08/12) la sala de reuniones estaba casi llena. El tema central, presentado por el Lic. Francisco Morales, fue La Socialdemocracia no es capitalismo. La presentación debe haber durado unos 45 minutos, seguida por una prolongada e intensa discusión, de nuevo, dominada por la juventud, que se inició con la inquietud por un posible un congreso ideológico para definir su posición; los requerimientos hacia más acciones prácticas; la realidad social, económica y política actual del país; las posiciones de la socialdemocracia en el nuevo entorno; los criterios de conformación de listas de candidatos a diputados por las estructuras del Partido; y las consecuencias que ello tiene en incoherencia ideología de los respectivos congresistas.

La preocupación por algunas conductas neoliberales entre liberacionistas fue un tema recurrente del foro. La reunión se cerró con unas breves, pero poderosas palabras de Marcelo Prieto, que resaltó, por una parte, la persistencia de los principios socialdemócratas en la estructura del PLN y, por otra, prácticas que se alejan de dichos principios y la influencia corporativa en la política pública. Las palabras de Prieto suscitan algunos interrogantes ¿Es posible en Costa Rica lanzar una campaña sin el respaldo económico corporativo? ¿Cuál ha sido el efecto real del aporte fiscal a la campaña electoral? ¿Existe en Costa Rica una modalidad de financiamiento electoral democrático? La relaciones de causa y efecto entre estos temas debería ser explorado en futuras reuniones.

Un lugar común de la conversación de los lunes es que nuestro país no es aquel en el cual nació el PLN al final de la década de 1940, bajo el impulso de corrientes socialdemócratas. Por tanto, la socialdemocracia, posiblemente intacta en sus principios, no es la misma en sus instrumentos o la forma cómo define su proyección y relación hacia los distintos sectores que conforman el país que somos hoy. Un principio que mantiene su relevancia, se puede expresar con la selección de palabras que se le atribuye a don Pepe: producir con eficiencia y distribuir con equidad. Es posible que no estemos haciendo ninguno de los dos. Y también que el principal obstáculo a ese principio siga siendo el impacto del corporativismo en la política pública, en perjuicio de la función rectora del Estado y en favor de un mayor peso del mercado.

El PLN ha sido el principal factor determinante de nuestro desarrollo a partir de 1948. Nuestra democracia ha sido generosa y elevar nuestro bienestar nacional a lo largo de la segunda mitad del siglo pasado y lo que va del presente. No hay duda de que el PLN y los gobiernos liberacionistas conservan sus ejes socialdemócratas, aunque las prácticas con alguna frecuencia difieren de ellos ¿Realismo político o desviación? Los foros de estudio del Balcón Verde son esenciales, para mantener la identidad socialdemócrata que el PLN pregona y formular y ejecutar políticas públicas que respondan al interés nacional, sin que el interés particular prevalezca sobre el interés social. Porque esta sería la peor negación de la filosofía socialdemócrata.