Visto bueno a tratado regional con México

Los ministros centroamericanos tras la firma del TLC con México en noviembre de 2011

San José.- La Comisión Permanente Especial de Relaciones Internacionales y Comercio Exterior, le dio dictamen afirmativo —con el voto unánime de los legisladores presentes— al expediente 18368 que corresponde al Tratado de Libre Comercio entre todos los países centroamericanos y México.

Una de las principales ventajas que se obtiene con este nuevo tratado en conjunto, es que permite modernizar muchos de los lineamientos que se aprobaron en el primer acuerdo bilateral que firmó nuestro país con esa nación del norte.

Otro de los beneficios es que se consolida el reconocimiento de una zona económica ampliada, donde Centroamérica podrá acumular regionalmente el origen de las mercancías y continuará complementándose en la producción de bienes y servicios para exportarlos a México.

Esto lo que significa es que las empresas podrán utilizar materias primas provenientes de los diversos países que componen el tratado para la fabricación y exportación de un producto final o servicio.

Antes de dictaminar la propuesta, los legisladores escucharon la posición de los representantes de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria quienes manifestaron que a pesar de que el instrumento es bueno, debe verse en un contexto más amplio porque tiene repercusiones para los agricultores.

Renato Alvarado y Rigoberto Vega, representantes de la Cámara, son del criterio que “el proyecto no es una amenaza real… el problema es que nos hemos convertido en un país experto en negociar…pero incapaz de aprovechar efectivamente las ventajas que ofrecen este tipo de instrumentos y el sector se siente en una vulnerabilidad que es peligrosa”.

El criterio de la Cámara fue muy similar a los expresados con anterioridad por representantes de otras organizaciones involucradas, sobre todo en el sentido de que hay muchas fallas internas —por parte de las instituciones gubernamentales— que les impiden aprovechar al máximo las ventajas de estos instrumentos de comercio.

Vega aseguró que la gran manifestación de agricultores que se dio hace dos semanas es el resultado de la suma de gran cantidad de factores y uno de ellos “es que no se sienten apropiadamente apoyados, en muchos aspectos, por el Estado”.

Por su parte Renato Alvarado reconoció que si bien es cierto se han hecho esfuerzos por parte del Estado y hay muchas buenas intensiones “desafortunadamente el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones”.

“Todos los ministerios e instituciones del Estado (que están involucrados en el proceso de producción y exportación) tienen que esforzarse para hacer un cambio efectivo para poder aprovechar los tratados”, reiteró el visitante.