Pococí, Guácimo y Siquirres se beneficiarán con el Reventazón

San José.- La Comisión con Potestad Legislativa Plena Primera, le dio segundo debate al expediente 18166 que viene a modificar la Ley 8023 Ley de Ordenamiento y Manejo de la Cuenca Alta del Río Reventazón.

Una de las principales modificaciones que contiene la propuesta es la inclusión de los cantones de Pococí, Guácimo y Siquirres, dentro de los beneficiarios de las actividades establecidas en el manejo de la cuenta.

De acuerdo como está la ley en la actualidad, dichos beneficios llegaban sólo a ocho cantones de la provincia de Cartago, pero ahora se extenderán hasta los tres mencionados de la provincia atlántica.

La Ley 8023 permitió el inicio de un proceso efectivo de desarrollo sostenible de la cuenca así como la integración de la Comisión de Ordenamiento y Manejo de la Cuenca Alta del Río Reventazón (COMCURE), como una experiencia piloto en este campo y con proyección al resto del país.

Dicha ley, regula la planificación, ejecución y control de las actividades establecidas en el Plan de Manejo de la Cuenca del Río Reventazón, con miras a un desarrollo sostenible y a la protección del ambiente, con énfasis en el recurso del agua, en cuanto a su calidad y cantidad.

El propósito de este plan es desarrollar acciones correctivas y preventivas de sus principales problemas, así como proyectos sostenibles que involucren activamente a la sociedad civil para mejorar la condición social y económica de la población.

El diputado liberacionista representante de la provincia de Cartago y proponente de la iniciativa, Alfonso Pérez Gómez, detalló que desde que la Ley fue aprobada hace once años se han obtenido enormes beneficios.

“S han invertido más de $10 millones, se han visto beneficiados más de 3000 finqueros con agricultura conservacionista, se han sembrado más de 3 millones de árboles y 30 mil personas han pasado por programas de educación ambiental”, detalló el congresista.

De acuerdo con Pérez Gómez otro de los principales beneficios será que un porcentaje del negocio de la hidroelectricidad que se genera en la misma cuenta será reinvertido en beneficio de las comunidades que cuidan el recurso, que es la materia prima para producir la electricidad.

“Damos un gran paso en Costa Rica y en América Central con esta nueva legislación”, dijo el legislador turrialbeño quien considera que esta es una legislación vanguardista en la región.