Nuevo canon afectaría competitividad, dice presidente ejecutivo del ICE

Ing. Teófilo de la Torre

San José.- El Presidente Ejecutivo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) ingeniero Teófilo de la Torre, aseguró que la imposición de un nuevo canon o impuesto a la institución que encabeza, pondría en serio peligro su competitividad, ahora que se abrió el mercado de las telecomunicaciones.

De la Torre dio sus declaraciones ante los diputados de la Comisión Permanente de Asuntos Hacendarios donde se discute el expediente 18435 Ley para el Manejo Eficiente de las Finanzas Públicas.

Esta es una propuesta de ley que tiene como objetivo que las empresas públicas del Estado traspasen el 25 por ciento de sus ganancias —al concluir el año— al gobierno central, para contribuir a paliar el déficit fiscal.

En el caso de las instituciones públicas que no generan ganancias deberán trasladar el superávit que puedan tener en sus presupuestos anuales sin ejecutar.

El máximo jerarca del ICE manifestó que las dos leyes que se aprobaron con motivo de la apertura en telecomunicaciones —la Ley General de Telecomunicaciones (8642) y la Ley de Fortalecimiento del Sector de Telecomunicaciones (8660)— dispusieron perfectamente la forma en que se desenvolvería la institución, por lo que cambiarle ahora las reglas la dejaría en clara desventaja.

Al referirse específicamente a la propuesta del proyecto dijo que “sentimos que viene a debilitar al ICE en su capacidad de hacer frente a la competencia y además en la parte de electricidad —no está en competencia— que es un servicio público brindado al costo”.

El jerarca del ICE reconoció que en los dos años de apertura y competencia la institución ha visto mermadas sus ventas y su capacidad de avanzar, calculando que del 106 por ciento de cobertura celular que se tiene en el país, un 80 % está en manos de la empresa que representa.

“También es de conocimiento público que el año pasado el ICE tuvo una pérdida de operación, tanto en el área de electricidad como en el área de telecomunicaciones y aunque la pérdida fue pequeña, se convirtió en una voz de alarma para decirnos que teníamos que hacer algunos ajustes para que eso no se repitiera”, detalló el funcionario.