La marcha de los agricultores: una lucha justa, por Alicia Fournier Vargas – Diputada

Nuestro ex Presidente Daniel Oduber el día que asumió el Gobierno de la República, nos decía:

“El mejor y principal recurso que tiene nuestro país es el que le ofrece la calidad humana del hombre y la mujer campesinos, sea que todavía estén en el agro o hayan emigrado a la ciudad. Ese recurso debe ser protegido, desarrollando el campo de Costa Rica, ofreciéndole al hombre campesino la posibilidad de aumentar su productividad y un adecuado acceso al cultivo de la tierra, dentro de una apropiada organización social y una red completa de obras materiales y servicios básicos”.

Sabias son las palabras de Daniel Oduber al valorar en lo que corresponde el papel del agricultor en la sociedad costarricense.

Y es que los agricultores de nuestro país han sido la base de nuestra sociedad, de nuestra democracia y por supuesto de nuestra economía.

Si bien los tiempos nos han traído significativos cambios y transformaciones en todos los ámbitos de la vida nacional, el agro continuará por muchos años más dándonos nuestro diario sustento y participando de la canasta de productos de exportación.

Nuestros agricultores a pesar de las transformaciones en la economía nacional e internacional han podido modernizarse y acoplarse de manera ingeniosa, pero con mucho esfuerzo a las condiciones que los nuevos tiempos señalan.

El día de hoy más que concretarse una gran marcha, creo que estamos celebrando un gran acontecimiento.

Hoy celebramos la reunión de costarricenses venidos desde diversos lugares del país que han venido a hacerse sentir y manifestar sus posiciones frente a un proyecto de ley que claramente requiere ser replanteado.

En esto, como ya se los hice saber, esta Diputada como socialdemócrata que es, se ha comprometido a buscar las soluciones que mejor se adapten a la realidad del agro y a las necesidades de los Gobiernos Locales.

Estamos en el tiempo del diálogo constructivo y la búsqueda de consensos nacionales.

Estamos comprometidos con el desarrollo del país en todas sus fases, lo cual obviamente contempla el agro.

En esto, los agricultores no están solos, el actual Gobierno en palabras de la ministra de Agricultura y Ganadería, doña Gloria Abraham, ha señalado: “necesitamos que el sector agropecuario tenga un pago diferenciado por concepto de bienes inmuebles”.

Por nuestra parte, los Diputados Liberacionistas apoyamos a los productores agrícolas para que se establezca un valor diferenciado para el pago del impuesto de bienes inmuebles, contemplado en el proyecto de ley denominado “Preservación del uso Agropecuario de la Tierra”, por lo cual estamos de acuerdo con establecer un factor  correctivo del 20%.

Así también, que se aplique el cálculo del impuesto de bienes inmuebles  y se considere el uso agropecuario como un valor diferenciado.

Hay que tener claro que no se trata de sacrificar los ingresos proyectados por la Municipalidades. Se trata de buscar la racionalidad y la equidad.

Se trata de legislar apegados a la realidad que nos determina tomar decisiones políticas acertadas, que diseñen una historia apegada a nuestras raíces y tradiciones.

Desde esta Asamblea Legislativa hemos y estamos legislando en beneficio de los Gobiernos Locales. Es necesario fortalecerlos y dotarlos de la autonomía y descentralización que requieren.

La actual Administración de hecho ha impulsado importantes políticas y adquirido empréstitos que marcan un hito en la historia del régimen municipal.

Por todo ello, me congratulo como Diputada y costarricense, de poder aportar con mi voluntad socialdemócrata, en el buen entendimiento y el logro de acuerdos que sean satisfactorios para el agro y los Municipios de nuestro país.