Isabel II recibe a un centenar de jefes de Estado y de Gobierno

La reina recibió a sus invitados acompañada de otros miembros de la familia real. Foto/AFP

Londres (Agencia EFE). La reina Isabel II del Reino Unido recibió en el palacio de Buckingham a un centenar de jefes de Estado y de Gobierno que están en Londres para asistir esta noche a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos.

Entre los invitados a palacio estaban la primera dama estadounidense, Michelle Obama; la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff; el primer ministro francés, Jean Marc Ayrault, el presidente italiano, Giorgio Napolitano, o los presidentes ruso y alemán, Dmitry Medvédev y Joachim Gauck.

Entre las casas reales extranjeras figuraban la española, con la asistencia de la reina Sofía, la reina Margarita II de Dinamarca, el príncipe Haakon de Noruega y la casa real de Mónaco, representada por el príncipe Alberto, miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), entre otras.

La reina recibió a sus invitados acompañada de otros miembros de la familia real, entre ellos su esposo, Felipe, el príncipe Carlos y su esposa Camilla; los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, y el príncipe Enrique, hermano de Guillermo y tercero en la línea de sucesión al trono.

Tras los canapés y cócteles, Isabel II, recibida con toda pompa y fanfarria, pronunció un discurso de bienvenida a sus invitados, para cuyos países deseó unos Juegos “exitosos, gozosos y memorables”.

Después de la recepción, la soberana, de 86 años, será la encargada de declarar inaugurados los terceros Juegos que acoja la capital británica en su historia, después de los de 1908 y 1948.

Estará acompañada nuevamente por su marido; su hijo el príncipe Carlos y su esposa Camilla, sus nietos Guillermo y Enrique, así como la duquesa de Cambridge.

La mayoría de asistentes a la fiesta en palacio presenciarán después la ceremonia de inauguración dirigida por Danny Boyle, que comienza a las 20.00 GMT en el estadio olímpico.

Entre las casas reales, estarán también las de Luxemburgo, Holanda, Suecia, Brunei y Suazilandia.

De acuerdo con el Gobierno británico, el presidente francés, François Hollande, que hizo en julio su primera visita oficial a Londres, tampoco se perderá la cita olímpica y compartirá las gradas con primeros ministros como el británico David Cameron; el belga Elio Di Rupo y el turco Recep Tayyip Erdogan.

Otros mandatarios confirmados, que previamente asistieron a la recepción, son los presidentes de Bulgaria, Rosen Plevneliev; Serbia, Tomislav Nikolic; República Checa, Vaclav Klaus, y Eslovenia, Danilo Türk.

Entre los gobernantes africanos que presenciarán la ceremonia figuran los presidentes de Túnez, Moncef Marzouki, y de Mozambique, Armando Guebuza, así como Raila Odinga y Mwai Kibaki, presidente y primer ministro de Kenia, respectivamente.

Por otro lado, entre las ausencias destacan representantes de gobiernos con fricciones diplomáticas con el Reino Unido como los de Siria, Zimbabue o Bielorrusia, y el presidente de Israel, Simon Peres, ha anunciado que se perderá la inauguración para evitar viajar durante el Sabbat, el día sagrado de la semana judía, pese a no ser religioso.