Nicoya recibió con emoción y agradecimiento a la Presidenta Chinchilla

Guanacaste.-. En una de las principales celebraciones para  Costa Rica, la presidenta de la República, Laura Chinchilla Miranda, celebró y compartió con el pueblo nicoyano, en la Conmemoración de los 188 años de la Anexión del Partido de Nicoya.

La Mandataria destacó que este acto se clava en el alma nacional porque es  una fiesta de la patria grande, celebración que viene de antaño y  se proyecta más allá de administraciones.

“Ésta es la celebración más hermosa de Costa Rica. Ninguna batalla ganó este día, ninguna rencilla podrá mancillarlo. Aquí no se derramó una gota de sangre, para ser hermanos en la misma tierra.  No hay en esta celebración espacio para la discordia para que escribamos unidos un mismo destino”, destacó la Presidenta.

Asimismo resaltó que el 25 de julio es una fecha en la que se gobierna a Costa Rica desde una ciudad de Guanacaste. “Con ese símbolo hacemos siempre, en este día, un recuento agradecido de todo lo que la patria le debe a Guanacaste y rendimos también cuentas del camino recorrido juntos, en paz y democracia. Unidos por un pasado compartido, esta es fecha para escuchar y para responder, para demostrar en realizaciones el peso que tienen en la política nacional las legítimas preocupaciones de los y las guanacastecas”, recalcó.

“Este día quiero comenzar por atender las justas preocupaciones de todas las familias que viven en las costas del territorio nacional, que han visto con zozobra peligrar su estabilidad social, su tranquilidad familiar y la seguridad jurídica de sus tierras y sus hogares. Estos hijos e hijas de la patria, la mayor parte guanacastecos, pero también limonenses y de Puntarenas se enfrentan todavía a un modelo de desarrollo que no toma en cuenta sus necesidades y a un régimen jurídico que bajo la pretensión de proteger el ambiente ha colocado en estado de indefensión a decenas de miles de pobladores costeros”, manifestó la Presidenta Laura Chinchilla

Por otra parte, en el acto la señora Presidenta aprovechó para destacar que con el objetivo de proteger a las familias de los desalojos y de sus tierras se emitió un decreto para suspender  forma inmediata todos los desalojos en las zonas costeras.

“Estamos conscientes que solamente una ley de la república ofrecería la seguridad y protección jurídica que se merecen las comunidades costeras. Pero, en ausencia de una nueva ley que todavía no sale de la corriente legislativa, el único recurso a mi alcance para proteger esas familias, en el corto plazo, fue ordenar la inmediata suspensión de los desalojos de sus casas y de sus tierras”, destacó Chinchilla.

La Mandatario agregó que “ninguna familia que viva en las costa de Costa Rica será desalojada de sus tierras bajo mi guardia. Estoy consciente que esta es una solución puntual y necesitamos no solamente una ley que les ampare, sino una legislación amplia que defina todo un nuevo capítulo de una visión integral de desarrollo humano costero y una protección ambiental que no pierda el rostro humano”, agregó.

Por esta razón la administración Chinchilla Miranda, desde el 16 de julio se comprometió con enviar el Proyecto de Ley de Territorios Costeros Comunitarios, a las sesiones extraordinarias del mes de agosto del 2012. Este Proyecto resolverá la incertidumbre jurídica de más de 60.000 familias que viven en nuestras costas, así como asegurará la protección del Estado del patrimonio cultural, ambiental y productivo de estas comunidades costeras, para la mayor tranquilidad de sus pobladores y para saldar una vieja deuda pendiente con un modelo de desarrollo equitativo y solidario” indicó

La presidenta municipal de Nicoya, Ana Lizeth Espinoza,  le dijo a la Mandataria que en el pueblo de Nicoya, siempre la esperarán para celebrar juntos esta fiesta tan importante para Costa Rica.

“Aquí la esperamos señora Presidenta los siguientes años para celebrar con nosotros esta fiesta patria” señaló Espinoza.

En el acto estuvieron presentes todos los ministros, presidentes ejecutivos y diputados de la zona para formar parte de la celebración nacional.