Presidente Chinchilla firma ley que beneficia a familiares de taxistas en caso de muerte

chinchilla firma ley Presidente Chinchilla firma ley que beneficia a familiares de taxistas en caso de muerteSan José.- Una adición al artículo 42 bis de la Ley 7969, que regula el servicio de transporte remunerado de personas en vehículos en la modalidad de taxi, establece que en caso de muerte del servidor del taxi, el derecho se trasladará al beneficiario que este haya determinado.

Esta mañana, la presidente de la República, Laura Chinchilla Miranda, en compañía del ministro de Transportes, Francisco Jiménez, firmó la ley que pondrá en vigencia este beneficio.

El artículo señala que solo podrán ser beneficiados “…abuelos o abuelas, padre o madre, hijos o hijas, hermanos o hermanas, sobrinos o sobrinas, el consorte o la consorte, el conviviente o la conviviente en unión de hecho, para que asuma pleno derecho y sin necesidad de trámites judiciales la concesión administrativa otorgada”

La mandataria manifestó que esta firma representa un homenaje a muchos taxistas que hicieron de este un oficio digno y valiente para  sacar adelante sus familias.

“Queremos seguir garantizando el empleo a esa gran cantidad de trabajadores del sector privado, este es uno de los pilares de nuestra Administración” destacó la gobernante.

Por su parte el ministro de Transportes señaló que esta acción se une a los compromisos del Gobierno en materia de responsabilidad social.

“Esta firma representa un principio de solidaridad por que el otorgamiento del permiso de taxi se hace por persona o por familia; al firmar esta adición a la ley permite que se mantenga ese sentido de solidaridad hacia sus familiares. Si el taxista fallece sus familiares podrán continuar haciendo explotación de este recurso que el Estado le otorgó para la subsistencia y manutención de su hogar, indicó el Jerarca. 

Anteriormente, este permiso  se cancelaba en caso de muerte. Con la adición a esta ley firmada hoy por la mandataria, el concesionario solamente deberá indicar el nombre del beneficiario. Cabe destacar que si esta autorización no consta en el expediente administrativo, en caso de muerte se cancelará la concesión automáticamente.