El Salvador, quinto país en libertad económica en Amércia Latina

libertad economica dinero El Salvador, quinto país en libertad económica en Amércia Latina El Salvador es el quinto país con mayor libertad económica de América Latina y el Caribe, según el ranking que publica anualmente la Heritage Foundation, un reconocido tanque de pensamiento estadounidense, señaló La Prensa Gráfica. La Heritage Foundation publicó el informe de su índice de libertad económica para 2012, que incluye a 179 países del mundo, con Hong Kong en primer lugar, y Corea del Norte en el último. El Salvador se ubicó en el puesto 41, con una puntuación de 68.7 –en una escala de 0 a 100, donde 0 es ninguna libertad económica–, y está incluido entre el grupo de países que la fundación cataloga como “moderadamente libres”.

La puntuación del país, con respecto al año previo, se ha mantenido estable, con una variación del 0.1, señala el documento. El índice se basa en las calificaciones obtenidas por los países en 10 indicadores: libertad de negocios, monetaria, inversión, financiera, laboral, comercio e impositiva, así como gasto gubernamental, derechos de propiedad y corrupción. Es en este último en el que El Salvador tiene desventajas considerables: la puntuación es de apenas 36, de 100 puntos posibles. Este indicador y la protección de los derechos de propiedad (con una puntuación de 40) son los dos únicos en los que el país está reprobado, y bastante por debajo del promedio global. El ranking latinoamericano lo encabeza Chile, con una puntuación de 78.3. En segundo lugar está la isla de Santa Lucía (71.3), seguida por Uruguay (69.9), y Barbados (69). El Salvador está en el quinto lugar, y supera a Perú, a Costa Rica, y a todo el resto de los países centroamericanos.

En la evaluación de 2012, El Salvador tuvo retrocesos en libertad de negocios y libertad de comercio, pero también tuvo pequeños avances en otros cuatro indicadores (ver detalles en tabla). “El Salvador está clasificado como el quinto de 29 países de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe, y su puntuación está por encima del promedio mundial”, señala la fundación, en el documento. Según el informe, en el país la competitividad es promovida y sostenida por un marco regulatorio sensible y políticas de apertura comercial que sostienen el comercio y la inversión. El sector financiero está bastante bien desarrollado y es estable, lo que provee a los empresarios de un buen acceso al crédito. Las áreas de letargo son, precisamente, los indicadores de corrupción y de protección de derechos de autor. “Debilidades institucionales continúan ralentizando la transición de El Salvador hacia una mayor libertad económica”, señala el informe.