Problemas de la CCSS en el campo económico y sus causas Parte III

Dr. Juan Jaramillo Antillón

El crecimiento de los gastos en la Caja, se ha debido al aumento de la población que crece año con año y a la expansión para llevar servicios lo más cerca posible a la comunidad mediante los EBAIS, sin que el gobierno diera el presupuesto prometido a este programa; y al aumento permanente de los costos de los tratamientos médicos por aumento de los precios de equipos y medicamentos, de los salarios de sus trabajadores, por las fallas de pago puntual del gobierno como patrono y como Estado, y por el no aporte por años de la atención de los indigentes, amen de que un grupo importante de empresas dejaron de cotizar para la Caja, dejando de pagar miles de millones de colones, aunado al hecho, de que una fracción importante de los trabajadores o algunas empresas reportan salarios inferiores a lo que ganan. De 1986 a 1999, el Seguro Social declaro superávit de un 10% anual en su presupuesto por miles de millones de colones, para comprar bonos al Estado, sin tener la obligación de hacerlo, solo por compadrazgo político. Con esas sumas se pudieron muy bien haber resuelto la mayoría de los problemas de los hospitales. Pese a lo anterior el Seguro de Salud  ha logrado una cobertura casi universal de más de un 91% de la población, manteniendo el peso del financiamiento sobre las contribuciones de los patronos y trabajadores privados y del gobierno, con un aporte irregular del Estado.

La OPS y los Notables, se han limitado al estudio del quinquenio del 2005 al 2010 en el Régimen de salud de la CCSS, y a eso nos referiremos aquí. La Caja registró mayores gastos que ingresos en los 2007 y 2010 (ya en el 2003 había tenido un déficit). Los ingresos crecieron en el periodo un 16%, mientras que los gastos lo hicieron en un 20.9%, la pérdida principal de ingresos se dio en las Cuotas Particulares. Dentro de los gastos presupuestarios,los gastos corrientes (remuneraciones, materiales y suministros y servicios) representaron en promedio el 88.7% del total. Las Remuneraciones explican el 63% del gasto total y la  principal partida de gastos se encuentra enServicios Personales, que corresponden al 58% del total de egresos en el 2010. Para el año 2011, el déficit de caja ascendería a 96 mil millones de colones, el Ministerio de Hacienda dio 85 mil millones en bonos, que se los compró el Régimen de Enfermedad y Maternidad al de Salud.

 Deficiencias administrativas y de planificación de las Juntas Directivas: En todos los periodos hubo aciertos y fallas e incluso déficit, pero es indudable que el periodo del 2006 al 2010, fue el peor en cuanto a déficit. En ese periodo hubo un crecimiento en el gasto de remuneración, por el aumento en el número de plazas de 37.295 en el 2006 a 48.251 en el 2010 (aumento del 29,4%). Además, los salarios crecieron en un 17.6% en promedio. El efecto combinado del crecimiento de los salarios promedio y el aumento de plazas explica el 98% del gasto en remuneraciones de un 24.3% en el periodo. En ese periodo se crearon las siguientes plazas y que explican el 55.4% del crecimiento del gasto total: Médicos en servicios, 22.7%. Médicos, administrativos 4.8%, enfermeras licenciadas 12,1%, técnicos de salud 11.6% y auxiliares de enfermería 9%. En el campo administrativo hubo un crecimiento que representa el 18.9% del total, sin que se reflejara en una mejora de los servicios, y por si fuera poco, aumentaron los topes de cesantía de los trabajadores, de 12 años a 20 años con estudios actuariales totalmente erróneos y elevando a sumas estratosféricas las prestaciones. En el 2010 la Caja pagó por cesantías a 941 trabajadores la suma de 17.300 millones, algo imposible de soportar por la institución.

Por otro lado hubo un crecimiento de gastos en medicamentos del 8.2%, pero el de fármacos especiales (indicados por la Sala IV) fue de 31%. El número de trabajadores cotizantes creció en un 6.3% y el salario promedio creció en un 12.2%. Se realizaron compras directas de medicamentos por cientos de millones a un mayor costo que sacadas a licitación, por malos manejos en la unidad de aprovisionamiento.

En el 2010 el gasto por tiempo extraordinario fue de 105.230 millones de colones (16% del pago total en salarios), que se hace para cubrir las 24 horas los servicios hospitalarios con: Guardias de médicos especialistas 25%, disponibilidad médica 10%, guardias de médicos residentes 8.6%, gastos en personal de apoyo (enfermeras, técnicos, etc.), 29.3% Recargo nocturno que se paga a este personal de apoyo 18%, el resto corresponde a otras partidas.

 Cuando se habla del problema de las Remuneraciones,  o costos de los servicios médicos y se enumera que hay un grupo de 100 médicos que ganan mensualmente más de 7 millones, se olvida la Caja y los Notables en señalar: a) que esos pagos se deben a que esos médicos trabajan en promedio 160 horas semanales en guardias, extras o disponibilidad y no las 44 normales y, b) que ese grupo sólo constituye el 1.7% de los 5.583 médicos que trabajan con la Caja y que no ganan ni la tercera parte o menos de eso. La Caja no ha querido señalar cual es el salario promedio de los médicos.

Incapacidades por enfermedad: En el 2010, existían 1.436.930 cotizantes, se dieron 1.267.673 órdenes, con incapacidad de 882 por mil trabajadores, a un costo de 42.749.247 millones de colones anuales. La tasa de incapacidad crece anualmente mucho en relación al número normal de trabajadores y lo mismo los costos. Para vergüenza de la Caja, sus trabajadores son los que más se incapacitan en el país, en el 2010, 24 mil de los 48 mil trabajadores se incapacitaron cada año, de esos, 8 de cada 10 se incapacitaron 5 veces al año. En los hospitales regionales el 83% de los trabajadores se incapacitaron. En el Hospital Calderón Guardia está el campeón mundial de incapacidades. Un guarda se incapacitó 70 veces por 20 diferentes enfermedades y en el H. México una trabajadora, se incapacitó 65 veces con 25 diagnósticos diferentes y un solo médico extendió 40 incapacidades. Este revela la “mano blanda” de parte de los médicos  y una falta de control absoluto de los jefes y las direcciones de los  hospitales en esa área. Abusan además, de las incapacidades con apoyo de algunos médicos, los maestros y varios sindicatos, lo cual aumenta los gastos en miles de millones por sustituciones en la Caja, y  en la empresa pública y privada.

Patronos morosos privados en la cuota obrero/patronal. La Caja ha fallado lamentablemente en estos cobros. Para el 2010, existían 62.138 patronos que debían a la Caja 159 mil millones de colones, la mayoría ya incobrable.

Incumplimiento del Estado por años en el pago puntual de la cuota patronal y cuando lo hace es con bonos. Al 2011, el Estado se encontraba al día en el pago de esta cuota. Todos los gobiernos anteriores han fallado en esto. Sin embargo, se mantiene pendiente una deuda por 400 mil millones de colones por no pago de los servicios a los indigentes y sus intereses (el gobierno no reconoce 185 mil millones de estos), 5 mil millones por la cuota del Estado como tal, 111 mil millones por el traslado del personal del Ministerio de Salud en 1995, y otras deudas.

 Corrupción en la Caja. Incluye a un Presidente Ejecutivo, Gerentes, personal de diversos departamentos y a los médicos biomberos. Todos ellos han destruido la credibilidad en el Seguro Social.

Falta de una buena administración y gestión gerencial. Hay fallas a todo nivel tanto en el campo administrativo como en el de los servicios médicos, debido a falta de un buen control y evaluación de los servicios y departamentos de la Caja. En esta no existe Una Cultura de Evaluación y Acreditación,  La mala gestión se da desde las Gerencias a las direcciones de hospitales y clínicas salvo algunas excepciones.